14 abr. 2021

QEPD Bernie Madoff, arquitecto del mayor esquema Ponzi de la historia

Su inmenso fraude dejó una estela de devastación humana y pérdidas de capital por 64.800 millones de dólares.Bernard L. Madoff, que alguna vez fue el estadista de Wall Street y que en 2008 se convirtió en el rostro humano de una era de fechorías y tropiezos financieros por operar el mayor y tal vez más devastador esquema Ponzi de la historia económica, ha muerto el miércoles en el Centro Médico Federal en Butner, Carolina del Norte. Tenía 82 años.

Las víctimas de su fraude, algunas de las cuales pasaron de la noche a la mañana de una riqueza cómoda a una desesperación frenética, se contaban por miles y estaban dispersas desde Palm Beach hasta el Golfo Pérsico. Las pérdidas en capital alcanzaron 64.800 millones de dólares, considerando las ganancias ficticias que les había abonado a las cuentas de sus clientes en por lo menos dos décadas.

Madoff, que cumplía una sentencia de 150 años, había pedido en febrero de 2020 que se le liberara anticipadamente de la cárcel, diciendo en un documento judicial que le quedaban menos de 18 meses de vida y que se encontraba en las últimas fases de una enfermedad renal y había sido admitido a cuidados paliativos.

En entrevistas telefónicas con The Washington Post en aquel entonces, Madoff expresó arrepentimiento por sus fechorías al decir que había cometido "un error terrible".

"Soy un enfermo terminal. No hay cura para el tipo de enfermedad que tengo. Así que, sabes, ya cumplí. Ya he cumplido 11 años y, francamente, lo he sufrido".

El inmenso fraude de Madoff empezó entre amigos, familiares y conocidos de sus clubes campestres en Manhattan y Long Island, una población que compartía su proclamado interés en la filantropía judía, pero que al final incluyó beneficencias como Hadassah, universidades como Brandeis y Yeshiva, inversionistas institucionales y familias adineradas en Europa, América Latina y Asia.

Respaldado por elaborados estados de cuenta y una profunda reserva de confianza por parte de sus inversores y reguladores, Madoff dirigió su esquema de fraude con seguridad a través de una severa recesión a principios de la década de 1990, una crisis financiera mundial en 1998 y las ansiosas secuelas de los ataques terroristas en septiembre de 2001. Pero el colapso financiero que comenzó en el mercado hipotecario a mediados de 2007 y culminó con la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008 fue su ruina.

Los fondos de cobertura y otros inversionistas institucionales, presionados por las exigencias de sus propios clientes, empezaron a tomar cientos de millones de dólares de las cuentas de Madoff. Para diciembre de 2008 más de 12.000 millones se habían retirado e ingresaba poco efectivo fresco para cubrir las amortizaciones.

Enfrentado a la ruina, Madoff le confesó a sus dos hijos que su operación de manejo de dinero, supuestamente rentable, era en realidad “una gran mentira”. Al día siguiente reportaron su confesión a las autoridades y el día siguiente, el 11 de diciembre de 2008 fue arrestado en su penthouse de Manhattan.

Contenido completo en fuente original NYT

Suscríbete a nuestro Boletín

0 Comments:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info.

Gracias por comentar!