15 oct 2012

Hostigamiento anónimo: cuando un extraño te arruina la vida


Identificar el problema es el comienzo de la solución. Pero ¿qué pasa cuando no se conoce la causa? O, peor aún, cuando la persona descubre que está siendo hostigada por un extraño. El desconcierto posterga la solución.

Una mujer que perdió tres veces la línea de su celular porque alguien se lo denunciaba como robado; una familia que abrió la puerta de su casa unas 30 veces en el día para rechazar pedidos de deliverys y remises que nunca solicitó; un joven que sufrió el robo de su identidad en Facebook para ser difamado; un ex empleado del Poder Judicial que caminó entre balazos y causas inventadas. Cuatro historias sobre hostigamiento o acoso anónimo. Cuatro personas que sufrieron un infierno todos los días.

La línea de celular suspendida

Los usuarios de Twitter se acordarán de los #FF (Follow Friday) de los viernes. Ese día se recomendaban personas de la red social. Una costumbre, que ya quedó en desuso, fue el comienzo del hostigamiento que sufrió Silvina.

En esa interacción virtual inició un intercambio de contenidos con un periodista y, a su vez, con una usuaria que, de modales amables, le aconsejaba libros en inglés, música y ciertas trivialidades. Pero unos meses después de esa amistad tuitera los buenos modales le dieron paso a cierta hostilidad.
Querida, quiero que sepas que no me gusta que le hagas #FF a mi marido

"Querida, quiero que sepas que no me gusta que le hagas #FF a mi marido", fue el primer mensaje directo (o DM) que recibió. "Quedé atónita -cuenta a LA NACION - porque no sabía a quien se refería y me respondió que varias 'gatas' lo estaban acosando por Twitter. Su marido, me decía, era el periodista". Silvina, abogada, prefiere proteger su identidad y la de todas las personas involucradas en esta historia.

Miguel Sumer Elías, especialista en derecho informático y director de Informática Legal , ofrece su diagnóstico para éste y varios casos similares. Dice que con Internet el hostigamiento dejó de ser en un lugar físico ya que no se realiza cara a cara sino que a través de mail o redes sociales. "La víctima se topa con esos mensajes durante las 24 horas, por eso se habla de un delito potenciado por los medios utilizados y la falta de temporalidad. Eso se llama ciberbullying ", detalla.

El abogado aporta que las víctimas de estos actos pueden condenar civilmente al autor de los ataques, pero la figura de hostigamiento o acoso virtual no está contemplado como delito. "Se puede aplicar el Código Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires el que castiga el mero hecho de intimidar u hostigar de modo amenazante".

Sabiendo del problema que tenía, Silvina se contactó con el periodista quien reconoció que también era víctima "de una mujer que lo llamaba acosándolo y amenazándolo de muerte", a él y a su familia. Doble problema que derivó en una misma denuncia: extorsión.

Para ella la aparición de abogados parecía ser la solución, pero la embestida no se detuvo en Twitter. Superó la barrera de las redes sociales y llegó al mail y a su teléfono celular que era denunciado como robado.

"Me llegó un mail de Dateas que borré automáticamente. Pero alcancé a leer mi DNI, dirección postal, teléfono de red de mi casa paterna. Todos mis datos personales", describe Silvina. ¿Qué había pasado? La acosadora habría comprado el paquete de datos y con la mención del número de DNI apropiado hacía una denuncia falsa del robo del teléfono en la compañía. Silvina se quedaba sin línea teléfono. Le pasó tres veces.

La solución, por ahora, fue acordar con la empresa telefónica que nadie puede realizar ningún trámite sobre la línea sin citar una clave de seguridad alfanumérica. El próximo paso es la intervención de la justicia y la exposición de registros de DM's, mails y llamados telefónicos.

Para Sumer Elias los efectos dañinos de los delitos a través de la tecnología "multiplican tanto la potencia de la agresión como el impacto y duración del daño psíquico, siendo en muchos casos indeleble, recurrente y repetitivo".

Fuente: La Nación

Suscríbete a nuestro Boletín

0 Comments:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info.

Gracias por comentar!