25 jun 2012

Los pasaportes con RFID, o cómo clonar a Elvis

En julio de 2009, el grupo de hackers alemanes conocido como "The Hacker’s Choice", descifraron cómo leer la información contenida en el ultra-seguro chip RFID de un ultra-seguro pasaporte electrónico confeccionado bajo los-más-altos-estándares de seguridad. No conformes con eso, lo clonaron, y cambiaron algunos datos en el chip: pusieron "Elvis" en el nombre y "Presley" en el apellido, y agregaron algunos datos biométricos. A continuación, se fueron hasta el ultra-seguro aeropuerto de Amsterdam con el chip clonado, y como era de esperar, cuando lo pasaron por la ultra-inteligente máquina-lectora-de-pasaportes-inteligentes, el dispositivo inmediatamente reconoció que se trataba de una burda falsificación y comenzaron a sonar todas las alarmas... bueno... en realidad no: la máquina lectora mostró sin inmutarse la imagen del titular del pasaporte, "Elvis Presley", lo validó como un pasaporte estadounidense y no detectó nada anómalo.

Los hackers —o crackers para ser más preciso— habían logrado generar información válida a su antojo para insertarla en el chip de un pasaporte —o sea, en la parte "inteligente" del pasaporte, la parte "boba" (esa impresa con estúpida tinta en tonto papel) parece ser algo más difícil de clonar y reproducir. De paso, lo filmaron todo, subieron el video a internet y publicaron un tutorial y el código del software empleado, junto con un artículo que oportunamente titularon: "El riesgo de los Pasaportes inteligentes y el RFID".

Contenido completo en fuente original Derecho a Leer

Suscríbete a nuestro Boletín

0 Comments:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info.

Gracias por comentar!