14 dic. 2011

Un estudiante austríaco reclama a Facebook sus datos y le envían 1.222 PDFs

Cientos de millones de personas utilizan diariamente Facebook para mantenerse en contacto con familiares y amigos, relatar sus vivencias, subir fotografías y compartir con sus allegados noticias que les resultan de interés. De hecho, hay quien piensa que hemos llegado a un punto en el que esta red social conoce más sobre nuestro día a día, nuestras ocupaciones, nuestros gustos, nuestras fobias, nuestras vidas en definitiva, que nosotros mismos.

Max Schrems, un estudiante de derecho de 24 años residente en Viena, es muy posible que opine de igual manera. Y es que hace un par de meses, amparándose en la legislación europea en la materia, envió un correo electrónico a Facebook solicitando que le hicieran llegar una copia de cuanta información personal poseyeran sobre él.

La red social respondió afirmativamente a su reclamación y le remitió un CD con los datos que pedía. La sorpresa para Schrems llegó cuando al introducirlo en su ordenador descubrió la enormidad de detalles que la página conoce acerca de él.
El disco contenía hasta 1.222 archivos en formato PDF con las fechas y el contenido de los mensajes que había enviado y recibido, las personas, marcas y campañas a las que se había adherido, fotografías, direcciones de correo y un sinfín de detalles más que Facebook tiene sobre su persona y que puede utilizar, por ejemplo, para mostrarle anuncios que se ajusten más a sus intereses.

Una información que, para más inri, este estudiante pensaba que había eliminado tiempo atrás, pero que al parecer Facebook ha seguido manteniendo en sus servidores sin su permiso expreso con el objetivo, se supone, de utilizarla cuando considere oportuno para seguir engordando sus ya espectaculares cifras de ingresos, que este año se estima que ascenderán a 4.270 millones de dólares.

Max recabó información similar de 22 personas, todos usuarios europeos, varios amigos entre ellos, e inició el proyecto Europe vs. Facebook con todos esos datos en línea, declarando que:
Hay más datos. Muchos grupos de datos que no fueron incluidos en el primer conjunto de datos enviado por Facebook. Por ejemplo, datos relacionados con la función “like”, el rastreo en otras páginas web, reconocimiento facial, vídeos, posts en los muros de otros usuarios, indicadores de la intensidad de las relaciones, etiquetas que fueron eliminadas y mucho, mucho más no revelado por Facebook.

Fuente: Abadía Digital y Alt1040

1 comentario:

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info.

Gracias por comentar!