9 mar. 2021

Ransomware deja sin servicio a los sistemas informáticos del SEPE (ES)

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se ha unido este martes a la lista de organismos y empresas que han sufrido los efectos de un ransomware para pedir un rescate. Y el principal sospechoso es Ryuk, un programa malicioso que se ha cebado con cientos de organismos públicos en EE UU y que también ha sido un dolor de cabeza para numerosos ayuntamientos y organismos públicos españoles.

Las oficinas de empleo dejan de realizar gestiones debido al ciberataque. El ataque habría sido producido por un ransomware, un estilo de ataque que ya ha afectado en el pasado a otras organizaciones y empresas nacionales y que consigue comprometer la seguridad de los sistemas informáticos.

Ryuk apareció en agosto de 2018 y lo maneja un grupo ruso llamado Grim Spider, según la consultora Crowdstrike. "Es una banda muy bien organizada. Se dedica a lo que llamamos big game hunting, es decir, buscan presas como grandes corporaciones o administraciones". El hecho de que hayan aparecido ficheros .ryuk en el ataque apunta casi con total certeza al citado malware. Este programa malicioso se ha asociado a infecciones previas de una de las redes de bots más importantes de la última década, conocida como Emotet, responsable del programa malicioso del mismo nombre que ha infectado miles de ordenadores de todo el mundo. La cúpula de Emotet fue desarticulada a principios de este año.

Según explica el sindicato Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), el ciberataque ha paralizado "las 710 oficinas que prestan servicio presencial, como en las 52 telemáticas". El sindicato manifiesta su preocupación por los problemas que viene arrastrando el SEPE y comentan que "se están cumplimentando solicitudes de forma manual y tomando su número de teléfono por si tuviéramos que contactar con ellos de nuevo".

Fuente: Xataka

Suscríbete a nuestro Boletín

0 Comments:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info.

Gracias por comentar!