24 jun. 2018

Ex-empleado roba varios gigabytes a Tesla

El ataque ha sido confirmado por Elon Musk, siendo Martin Tripp el responsable del hackeo, filtración y robo de datos sensibles. El 17 de junio, Elon Musk envió un correo electrónico a los empleados de Tesla informándoles de los graves daños causados ​​por un sabotaje interno. Desde que se distribuyó el correo electrónico, Tesla identificó al ex empleado, Martin Tripp, como responsable de piratear, robar y filtrar información falsa.
Martin Tripp fue empleado técnico de un proceso en las batería de litio de Tesla, desde octubre de 2017 y su motivación declarada es que quería un ascenso que no recibió. Tripp empleó un software para vulnerar la seguridad en distintos ordenadores para culpar a otros empleados de Tesla. Este insider transfirió varios gigabytes de datos a recipientes de terceros, luego se distribuyeron varios datos como un video y por lo menos una docena de fotografías del MOS (Manufacturing Operative System), el cual consiguió vulnerar.

La demanda presentada por Tesla establece que "el ex-empleado hackeo el sistema operativo de fabricación (MOS) a través del software de hacking y tranfirió varios gigabytes de datos a destinatarios desconocidos. Algunos de los datos robados y distribuidos incluyen un video y al menos una docena de fotografías del sistema de fabricación".

Además, el interno hizo acusaciones falsas sobre el uso de celdas de batería perforadas en vehículos de Tesla. De acuerdo con Newsweek: "Tripp afirmó que las células de batería perforadas se habían utilizado en ciertos vehículos Modelo 3, aunque nunca se utilizaron células perforadas en vehículos de ningún tipo. Respaldado por la corte, Tesla solicitó acceso a las computadoras de Tripp, memorias USB, cuentas en la nube e historiales de mensajes para encontrar hasta qué punto los secretos comerciales de Tesla se tomaron o se enviaron a otros".

El software utilizado por Tripp funcionaba con tres computadoras separadas, que continuaron exportando datos confidenciales a terceros, incluso después de que Tripp abandonara Tesla. Al colocar el software en otras computadoras, quería señalar a otros usuarios como responsables de la extracción de datos.

De acuerdo con CNNMoney, Tripp ha declarado que sus acciones fueron alimentadas por su preocupación por los inversores y el público. Sentía que debían ser advertidos sobre los problemas dentro de Tesla. Además, dijo que estaba preocupado por el exceso de material de desecho almacenado de una manera peligrosa que será costoso de eliminar en el futuro.

Fuente: IT Security Central

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!