10 mar. 2018

Roban 600 ordenadores dedicados a la minería de bitcoin en Islandia

La policía de la nación nórdica confía ahora en detectar un inusual aumento en el consumo de la electricidad y poder así descubrir el paradero de los equipos informáticos (valorados en dos millones de dólares) y el de los delincuentes que aún no han sido detenidos.

Aproximadamente 600 computadoras usadas para minar bitcoins han sido sustraídas de varios centros de datos de Islandia desde finales del mes de diciembre (a lo que se suma también un robo en una residencia particular de cientos de componentes informáticos —placas base, tarjetas gráficas, módulos de memoria RAM, etc—), en lo que lo que ya constituye la mayor serie de robos en la historia del pequeño país nórdico: "Se trata de un gran atraco llevado a cabo a una escala nunca antes vista", afirmaba a la NBC Olafur Helgi Kjartansson, comisario de policía al oeste de la península de Reykjanes, "todo indica que se trata de un crimen muy bien planificado".

Las autoridades no habían difundido hasta este momento los atracos con la esperanza de detener a los culpables. Lo cierto en que por ahora se ha arrestado a 11 personas relacionadas con lo que los medios locales califican como "el Gran Atraco del Bitcoin", pero los equipos (valorados en casi 2 millones de dólares) aún no han aparecido.

Pese al valor de los equipos sustraídos, su capacidad conjunta de cálculo hace que sean mucho más valiosos poniéndolos a trabajar en su propósito original: minar bitcoins, la criptodivisa más valiosa en este momento, imposible de rastrear. Sin embargo, esta opción no está exento de riesgos para los delincuentes: el minado de bitcoin requiere una cantidad ingente de energía eléctrica, y la policía ya ha confirmado que está monitorizando el consumo eléctrico de todo el país con la esperanza de que algún ‘pico’ sospechoso del mismo revele la ubicación de los equipos desaparecidos. Además, también han pedido a los proveedores locales de Internet, electricidad y dispositivos de almacenamiento que estén al tanto de cualquier pedido o demanda fuera de lo común.

Los bajos precios de la energía en Islandia (gracias a la disponibilidad de energía renovables provista por sus centrales de energía hidroeléctrica y geotérmica), han sumido a la isla en una ‘fiebre del bitcoin’ en los últimos meses, hasta el punto de que los expertos hayan vaticinado que a lo largo de este año Islandia llegará al punto de dedicar más energía a minar criptomonedas que a proveer de luz eléctrica a los hogares del país.

Fuente: TicBeat

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!