19 ago. 2012

Disttrack/Shamoon, ciberataques dirigidos que destruyen

Investigadores de la firma de seguridad Symantec descubrieron una serie de ciberataques, conocidos como los ataques Shamoon, que tienen por objetivo infectar los equipos de cómputo de al menos una organización del sector energético, para volverlos inservibles al afectar archivos críticos.

Los ciberdelincuentes utilizaron el malware conocido como W32.Disttrack para realizar los ataques dirigidos y dañar los archivos además de sobrescribir los registros de arranque de los equipos, con el fin de que la computadora quede inservible.

Disttrack (muestra en VT) está hecho con base en 3 componentes principales el dropper, componente principal y fuente de la infección original; el wiper, módulo responsable de la funcionalidad destructiva de la amenaza; y el reporter, el cual reporta la información de la infección de vuelta con el atacante.

La gente de Symantec dio a conocer que continuará con los análisis necesarios sobre las amenazas y compartirá la información posteriormente.
  • Infecta máquinas en la red interna a través de el recurso compartido admin$. Para ello debe ser administrador en un dominio, por ejemplo. No se conoce cómo llega al sistema en primera instancia.
  • Utiliza una de las máquinas como proxy, a la que el resto mandarán los nombres de los archivos recolectados. De esta forma permite llegar a diferentes rincones de la red, por si estas no tuvieran salida a Internet definida.
  • Cuatro horas después de la infección, se procede a recolectar los nombres y eliminar los ficheros. El algoritmo que sigue para determinar qué archivos serán destruidos es el siguiente:
Este tipo de ataques estarían realizando "denegaciones de servicio" a los puntos energéticos de los países atacados. No se sabe la procedencia exacta del malware (aunque determinados grupos los han revindicado como acción en contra de empresas con intereses comunes con Israel o EEUU) pero se confirma que han sido numerosos los ataques en toda Arabia Saudita (caso de las petroleras Aramco o Arabian Gulf, de las más importantes de la región), dejando sus equipos inservibles.

Parece claro que la intención es la pura destrucción, puesto que no busca archivos específicos sino que indiscriminadamente pretende destruir la información de los usuarios en redes internas, además del sistema operativo. Tiene sentido pues que se trate más bien de un asunto de represalias activistas que un episodio de espionaje industrial o robo de información.

También casa con el hecho de que buena parte del código esté "inspirado" en Wiper, un malware encontrado en abril también en Oriente Medio. Es probable que los atacantes hayan copiado el código. El original necesitaba ciertos patrones para borrar el disco, mientras este lo hace de forma indiscriminada.

Fuente: bSecure e Hispasec

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!