5 dic. 2016

Regla 41: ahora el FBI puede "hackear" cualquier ordenador en el mundo

Los ordenadores del mundo acaban de ponerse todos juntos en una bandeja de plata a la espera de que el FBI y las agencias americanas decidan hackearlos. No importa dónde vivas, quien seas y no necesitan permiso de ningún juez para hacerlo.
La Regla 41 del Reglamento Federal de Procedimientos Criminales en Estados Unidos establece (o establecía hasta su modificación el jueves) los pasos que las agencias americanas, entre las cuales se encuentra el archiconocido FBI, deben de seguir a la hora de poner en marcha procedimientos de investigación electrónica. Hasta la modificación de la Regla 41, debían solicitar previamente una orden de registro a un juez en la misma jurisdicción en la que se estuviese cometiendo el delito.

El senado de Estados Unidos acaba de acallar las últimas protestas que trataban de impedir que se modificara la Regla 41 del Reglamento Federal de Procedimientos Criminales en Estados Unidos. Esta norma establece los pasos que las agencias de Inteligencia como el FBI deben seguir antes de poner en marcha procedimientos de investigación electrónica. Dicho en cristiano, la Regla 41 regula (o regulaba más bien) los hackeos del FBI.

Tras los cambios aprobados por la Corte Suprema en abril y su entrada en vigor el 1 de Diciembre, esto no hará falta nunca más. El cambio le otorga al FBI la capacidad de hackear cualquier ordenador e intervenir comunicaciones en cualquier parte del mundo con, únicamente una orden judicial de un juez federal. No importa el país en el que se encuentre el equipo en cuestión.

Además, con la modificación se permite el hackeo múltiple de equipos y no es necesario que exista sospechas de delito siempre y cuando sea necesario para la investigación.

El Departamento de Justicia ha argumentado que los cambios en la norma ayudarán a investigar a los delincuentes modernos de Internet, permitiendo a los investigadores acceder a ordenadores cuyas ubicaciones están “ocultas a través de medios tecnológicos“, como la red de anonimato Tor o VPNs.

Otros, en cambio, como el Senador Ron Wyden considera los cambios de la Regla 41 como "uno de los mayores errores en la política de vigilancia en años".
Comprometer la seguridad de nuestros equipos podría abrir la puerta a ataques de terceros. ¿Y si el gobierno daña las protecciones de los ordenadores para poder registrarlas? Creo que si realmente tienen la capacidad de desactivar millones de protecciones para hacer sus investigaciones eso puede convertirse en una seria amenaza para la seguridad.

Gracias a haber permanecido sentado sin hacer nada, el Senado ha permitido esta expansión de los poderes de hackeo y vigilancia. Tarde o temprano, el FBI empezará a hackear a las víctimas de un ataque botnet o un hackeo masivo saldrá mal y dañará dispositivos o los sistemas de un hospital entero y pondrá vidas en peligro. Entonces será cuando los ciudadanos que respetan la ley nos preguntarán en qué demonios estábamos pensando.
Fuente: Derecho de la Red | Reuters y TheHackerNews

1 comentario:

  1. Hackear un ordenador de otro país ya no seria un delito? donde están nuestros derecho como ciudadano? Cual es la diferencia de aquellos que hackean nuestros equipos para cometer delitos de aquello que supuestamente para investigar? ambos son delito

    ResponderEliminar

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!