13 may. 2016

El FBI quiere acceso irrestricto y peligra la privacidad del usuario

El miedo al espionaje de nuestros ordenadores y dispositivos móviles por parte de gobiernos y agencias de inteligencia de todo el mundo pasó de sospecha a certeza tras la revelación de Edward Snowden acerca de los métodos empleados por Estados Unidos para ello. Pero aunque a raíz de dicho escándalo, la privacidad de los usuarios cogió un poco de aire, ahora los tribunales del país americano han adoptado una resolución histórica, al permitirse que cualquier juez del país pueda autorizar al FBI el hackeo de un ordenador en cualquier parte del mundo.

Si el FBI había tenido sus más y sus menos con la justicia norteamericana para sortear las trabas en el desbloqueo del iPhone de San Bernardino, ahora el Tribunal Supremo de Estados Unidos le echa un capote al aprobar un cambio en la norma 41 de la Ley Federal de Procedimiento Criminal de dicho país. Esta modificación permite a cualquier juez del país autorizar a un agente del FBI para hackear un ordenador en cualquier ciudad del país o del mundo. De este modo, si la agencia federal estadounidense estuviera investigando a un ciudadano situado en España, podría acceder a su equipo con las herramientas informáticas de las que dispone el propio FBI, herramientas que sin ir más lejos, en el pasado le han valido para vulnerar el anonimato de la red TOR.

De hecho, The Onion Router ha sido siempre un campo de acción para el FBI que se ha visto en ocasiones impotente ante la imposibilidad de conseguir la autorización necesaria para rastrear la identidad de un usuario de dicha red anónima. Con este cambio en la normativa, se busca ofrecer a las autoridades nuevas armas para luchar contra la delincuencia actual, especialmente con los ciberdelincuentes que pueden tener su base operativa en cualquier país.

Ahora, como TOR se basa en Firefox, recientemente, Mozilla presentó un escrito ante la corte, instando a la FBI para revelar la técnica usada para hackear más 1000 usuarios de TOR que se suponen pedófilos. EL FBI fue capaz de conocer información de la red de pedofilia a través de una vulnerabilidad desconocida en el navegador Firefox/TOR. Sin embargo, el FBI ha negado. Mozilla está preocupada porque si los detalles del hack se hacen públicos, se puede comprometer la seguridad de todos los usuarios.

La semana pasada se desechaban en un juicio de abuso de menores, unas imágenes obtenidas en la Dark Web por el FBI que se presentaban como prueba, precisamente por haberse obtenido sin la pertinente autorización de la justicia, y es por ello que debido a esta clase de investigaciones se busca ofrecer nuevas herramientas legales a las fuerzas de la ley y el orden.

No obstante, surge la polémica acerca del exceso de poder que tendría el Gobierno de Estados Unidos para poder actuar con carta blanca a la hora de vulnerar la privacidad de los usuarios de Internet, no ya en el ámbito de una investigación criminal donde podría tenerse una cierta autoridad ética, si no por el hecho de no estar técnica ni burocráticamente limitado para espiar a cualquier ciudadano del planeta.

Fuente: FossBytes

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!