3 mar. 2015

Acuerdo de Confidencialidad: ¿necesito uno para contratar a un freelance?

Uno de los factores clave a la hora de contratar a un freelance es la confianza. Las empresas buscan trabajadores serios que les inspiren tranquilidad y profesionalidad. En muchas ocasiones, estas compañías ya han pasado por la experiencia de la contratación online y puede que los resultados no fueran los esperados.

En determinados casos, la preocupación del contratador no está ligada a las capacidades del freelance para llevar a cabo el trabajo encomendado, sino que está relacionada con la información sensible que éste tendrá que manejar.

Cuando nos referimos a proyectos de desarrollo de software o incluso diseño gráfico, si la idea a llevar a cabo es innovadora siempre existe el miedo a que nos la roben. También es normal desconfiar de un freelance que haya trabajado en una empresa de la competencia por si, como en las pelis de espías, resulta ser un “topo”.

¿Cómo podemos protegernos de estos infortunios? Muy simple, redactando un acuerdo de confidencialidad:

¿Cuándo necesito un Acuerdo de Confidencialidad?

Los empleados internos de nuestra compañía deben respetar la información sensible de nuestra empresa sin necesidad de firmar un acuerdo de confidencialidad. En el caso de la contratación freelance, la firma de este tipo de acuerdos puede evitarnos muchos quebraderos de cabeza. El objetivo principal es evitar que los profesionales compartan ninguna clase de información sobre el proyecto en el que están trabajando, especialmente con un competidor.

De este modo, solamente necesitaríamos un acuerdo de confidencialidad cuando el freelance esté obligado a trabajar con información importante para nuestra compañía. Cuando hablamos de información sensible, debemos entender que no nos referimos sólo a planes de negocio o ideas innovadoras, no nos podemos olvidar de uno de los recursos más valiosos de la empresa: su base de datos de clientes.

Por lo tanto, dependiendo del carácter del proyecto debemos decidir si la firma de un acuerdo de confidencialidad es necesaria o no. Si tu respuesta es sí, a continuación encontrarás algunos consejos para ponerte manos a la obra.

¿Cómo redactar un Acuerdo de Confidencialidad?

Piensa qué es lo peor que puede pasar y protégete ante ello. Realizar este ejercicio te servirá para poner los pies en el suelo y ser consciente de los peligros que puede correr tu empresa. Además debes asegurarte de definir correctamente qué se considera información confidencial y cuándo vence la obligación de mantener esta información en secreto.

Lo mejor en estos casos es acudir a un abogado ya que nos proporcionará el asesoramiento legal que necesitamos. De todos modos, si tu empresa está empezando y no tienes recursos para destinar a estos fines, siempre puedes encontrar completas plantillas online que te ayudarán a redactar tu propio acuerdo de confidencialidad. Nosotros te proponemos este modelo, para descargarlo haz click aquí.

Contenido completo en fuente original Nubelo

3 comentarios:

  1. Me permito hacer un comentario respecto al párrafo "Los empleados internos de nuestra compañía deben respetar la información sensible de nuestra empresa sin necesidad de firmar un acuerdo de confidencialidad. En el caso de la contratación freelance, la firma de este tipo de acuerdos puede evitarnos muchos quebraderos de cabeza."
    Personalmente recomendaría redactar acuerdos de confidencialidad tanto para empleados internos como externos , pero fundamentalmente hacer un análisis de los riesgos relacionados con la información que se maneja, estimando los costos propios, los posibles beneficios a la competencia y la capacided de asumir los posibles daños por parte del proveedor esa información llegase a las manos equivocadas.
    Es claro que por más que firme un acuerdo de confidencialidad un empleado freelance (o una empresa) no responderá por los daños que cause más allá de su patrimonio y eso solo con mucha suerte.
    Por lo que no deberían tercerizarse servicios que impliquen manejo de información capaz de beneficiar a la competencia o dañar a la propia empresa en mayor medida a dicho patrimonio.
    Por otro lado la misma ecuación debe hacerse con los empleados internos, nos sorprendemos por las altas tasas de robo interno de información, pero la falta o mala implementación de políticas de restricción de permisos, cifrado de información y control de acceso sumados al afán de reducción de costos hacen que no sea extraño que un empleado maneje información con valor de mercado decenas de veces superior a su salario anual, lo que debería sorprendernos es que el robo de información no sea más habitual aún.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo: todo se debe firmar!! :)

      Eliminar
  2. Me permito hacer un comentario respecto al párrafo "Los empleados internos de nuestra compañía deben respetar la información sensible de nuestra empresa sin necesidad de firmar un acuerdo de confidencialidad. En el caso de la contratación freelance, la firma de este tipo de acuerdos puede evitarnos muchos quebraderos de cabeza."
    Personalmente recomendaría redactar acuerdos de confidencialidad tanto para empleados internos como externos , pero fundamentalmente hacer un análisis de los riesgos relacionados con la información que se maneja, estimando los costos propios, los posibles beneficios a la competencia y la capacided de asumir los posibles daños por parte del proveedor esa información llegase a las manos equivocadas.
    Es claro que por más que firme un acuerdo de confidencialidad un empleado freelance (o una empresa) no responderá por los daños que cause más allá de su patrimonio y eso solo con mucha suerte.
    Por lo que no deberían tercerizarse servicios que impliquen manejo de información capaz de beneficiar a la competencia o dañar a la propia empresa en mayor medida a dicho patrimonio.
    Por otro lado la misma ecuación debe hacerse con los empleados internos, nos sorprendemos por las altas tasas de robo interno de información, pero la falta o mala implementación de políticas de restricción de permisos, cifrado de información y control de acceso sumados al afán de reducción de costos hacen que no sea extraño que un empleado maneje información con valor de mercado decenas de veces superior a su salario anual, lo que debería sorprendernos es que el robo de información no sea más habitual aún.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!