29 may. 2014

Un proyecto busca garantizar el derecho al olvido en internet para menores

A mediados de mayo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea determinó que los motores de búsqueda deberán eliminar enlaces a publicaciones que un usuario considere perjudicial para sí mismo tras presentar un reclamo para su remoción.

La decisión vino luego de que un hombre español presentara un reclamo ante Google para que elimine de sus resultados de búsqueda enlaces a un aviso publicado años atrás que lo vinculaba con un embargo. Según sostuvo, esa situación ya había sido resuelta y le resultaba perjudicial continuar asociado a ella, por lo que solicitaba que se lo eliminara, alegando su derecho al olvido.

En la Argentina, el tema también ha cobrado relevancia en los últimos días. La Corte Suprema de Justicia realizó la semana pasada una audiencia informativa sobre la responsabilidad de buscadores web en relación con el contenido que muestran.

El caso de la modelo María Belén Rodríguez fue el que impulsó la reunión de máximo tribunal, que se reanudará este jueves tras un cuarto intermedio. Rodríguez, de 29 años, presentó una demanda a Google y Yahoo! para que retiraran de sus resultados de búsqueda páginas que vinculaban su imagen a sitios de contenido sexual.

El derecho al olvido ahora también se debate en relación a los menores y el cyberbullying, un problema muy difundido en el último tiempo, con varios casos que han cobrado relevancia a nivel mundial.

En este sentido, el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes prepara un proyecto para que el derecho al olvido sea aplicado en casos en que menores se vean afectados negativamente por una publicación (fotos, videos o textos agraviantes) en internet, según relató Guadalupe Tagliaferri, presidenta de la organización, al diario BAE.

"Buscamos dar promoción y fortalecer la protección de los niños, y sobre todo informar y concientizar a los padres sobre este tema, particularmente en lo que está relacionado a internet, donde hoy hay mucho desconocimiento", detalló Tagliaferri.

El equipo de trabajo dedicado a nuevas tecnologías del consejo ultima los detalles para dar a conocer el proyecto, que daría a los chicos el derecho a solicitar que la web "olvide" publicaciones injuriosas o perjudiciales.

La iniciativa busca lograr que los chicos puedan denunciar telefónicamente, o también por otros canales, un material injurioso o dañino subido a la red para pedir su eliminación.

"Cuando es otro el que pone una imagen donde te están vulnerando, donde te están cargando, o una imagen que no es real, considero que debe ser automático el derecho al olvido", sostuvo Tagliaferri.

Asimismo, desde la organización también buscan brindar pautas sobre cómo desenvolverse en la web: "Trabajamos también en una plataforma online donde se pueda encontrar información acerca de cómo comportarse en las redes sociales, en internet, Twitter y en las plataformas de juegos online –donde también hay situaciones de acoso–", explicó su directiva.

"Se busca que los chicos puedan saber cómo cuidarse y que entiendan la importancia que tienen las cosas que ellos publican en internet", añadió, al tiempo que detalló que buscan concientizar a los chicos de que lo que se publica hoy en la web estará siempre disponible.

La especialista destacó que tanto padres como chicos se deben dar cuenta de la importancia de no exponerse y de no maltratar a otros. Así, subrayó la necesidad de establecer "nuevos paradigmas de relación" en el marco de las nuevas tecnologías, que posibilitan que los casos de bullying se trasladen de un espacio real a uno virtual.

El cyberbullying, es decir, el acoso en escenarios online, como redes sociales, blogs o sitios web, es un problema real en el mundo y también en el país. De acuerdo con un sondeo realizado a 18.000 personas en 24 países (la Argentina incluida), el 12% de los padres dijo que su hijo había sido víctima de cyberbullying.

El canal más utilizado para el ciberacoso, según el estudio, son plataformas sociales, usadas en el 60% de los casos. Les siguen el celular (42%), las salas de chat (40%), correo electrónico (32%) y otras webs (32%).

"El bullying empieza en la escuela, en el club, y continúa en internet, y ahí es donde los chicos están solos: es entonces donde los adultos deben estar monitoreando", remarcó Tagliaferri.

Fuente: Infobae

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!