9 ago. 2021

En su lucha contra la pornografía infantil, Apple reaviva debate sobre privacidad de datos

En su lucha contra la explotación sexual de menores la empresa Apple volvió a poner sobre la mesa el debate en torno a la privacidad de datos. Luego de que la empresa revelara cuáles son las herramientas que utilizará para detectar con mayor eficacia las imágenes sexuales que involucran a menores de edad, se reavivó el debate sobre el cifrado de datos y la privacidad de los usuarios ya que hay quienes temen que estas nuevas tecnologías puedan ser utilizadas para espionaje por parte de los gobiernos.

En ese sentido, según el fabricante de iPhone, iPad e iMac, la iniciativa tiene como objetivo proteger a los más jóvenes de los depredadores que operan en Internet.

Sin embargo, este anuncio supone para el empresa un punto de inflexión muy importante: hasta ahora Apple se resistía a cualquier esfuerzo que debilitara su sistema de encriptado, que previene que terceras partes accedan a datos privados de los usuarios de los productos de la manzanita.

En ese contexto, Apple difundió una nota técnica en la que aseguró que una de sus herramientas fue desarrollada por expertos en criptografía, y que además de ser "segura", "fue diseñada expresamente para preservar la privacidad del usuario".

Esa herramienta es la que comparará las fotos cargadas en iCloud con las almacenadas en un archivo administrado por el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados de Estados Unidos (US National Center for Missing and Exploited Children o NCMEC), una corporación privada estadounidense que combate la explotación sexual infantil. Apple asegura que no tiene acceso directo a esas imágenes.

"Este tipo de herramienta puede ser muy útil para encontrar pornografía infantil en los teléfonos de las personas, pero imagínense lo que podría hacer en manos de un gobierno autoritario", tuiteó Matthew Green, criptógrafo de la Universidad Johns Hopkins.

En sintonía con Green, distintos expertos en seguridad informática alertaron recientemente que otra herramienta para escanear fotos recibidas o enviadas por menores a través de la mensajería iMessage, podría ser el primer paso para abrir "puertas traseras" en iPhones y que puedan ser utilizadas por piratas informáticos o gobiernos.

"Habrá una tremenda presión sobre Apple por parte de los gobiernos para extender esta capacidad de detección a otros tipos de contenido 'malo', y un gran interés de los piratas informáticos para encontrar formas de explotarlo", tuiteó Matt Blaze, investigador informático y criptográfico de la Universidad de Georgetown.

Según denunció Blaze, Apple no solo escaneará los datos alojados en sus servidores sino también los almacenados en el propio teléfono, por lo tanto, "tendrá potencialmente acceso a todos nuestros datos".

Estas nuevas herramientas estarán disponibles en Estados Unidos a medida que se actualicen los sistemas operativos de los dispositivos de la marca Apple. "Las nuevas protecciones para los niños implementadas por Apple cambian las cosas", sostuvo John Clark, director del NCMEC.

Anteriormente, Apple se había negado categóricamente a ayudar a la policía a acceder al contenido encriptado del teléfono celular de uno de los perpetradores de un ataque en el que murieron 14 personas, en 2015 en California. A raíz de este tipo de hechos, para el FBI, que los mensajes estén encriptados de un extremo a otro y solo puedan ser leídos por remitentes y destinatarios protege a delincuentes y terroristas.

Quien criticó la nueva política de Apple fue Will Cathcart, director de la aplicación de mensajería WhatsApp que es propiedad de Facebook. Según el ejecutivo, el enfoque de la empresa de tecnología es "malo y un revés para la privacidad de las personas en todo el mundo" ya que este sistema "no es confidencial porque puede escanear todas las fotos privadas en un teléfono".

Cabe destacar que, al igual que Apple, según publicó el sitio The Information, la red social Facebook también estudia una forma de utilizar la inteligencia artificial para analizar el contenido de los mensajes sin descifrarlos.

En sintonía con las quejas de Cathcart, los partidarios del cifrado argumentan que las autoridades ya tienen acceso a gran cantidad de "rastros digitales" y que cualquier herramienta que pueda desbloquear el cifrado podría ser explotada por actores maliciosos.

Sobre este punto, James Lewis, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, insistió en que las nuevas herramientas de Apple permiten identificar contenido problemático sin tener que enviarlo directamente a las autoridades. "Apple ha hecho todo lo posible para lograr un equilibrio entre la seguridad pública y la privacidad", pero para las agencias gubernamentales eso será siempre insuficiente, dijo.

Fuente: BBC

Suscríbete a nuestro Boletín

0 Comments:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info.

Gracias por comentar!