11 dic. 2011

Realizar comprar en Internet rápidas y confiables

La seguridad en Internet es una constante que los usuarios deben de tomar en cuenta para que su experiencia sea lo menos riesgosa posible. Al navegar por redes sociales, blogs y páginas web hay que partir de un principio: la información siempre está a disposición de usuarios mal intencionados y se necesita de una conducta cibernética preventiva para evitar posteriores dolores de cabeza.

En este contexto, las compras en línea son una opción rápida e inmediata para aprovechar descuentos y ofertas pero a su vez son un puerto de partida de todo tipo de amenazas a la privacidad de datos y el robo y suplantación de identidad.

Por ello, muchas empresas crean portales donde ponen a disposición diversos productos y servicios con imágenes y especificaciones para que el cliente tenga una idea más clara de lo que está adquiriendo. Sin embargo, los sitios no siempre cuentan con los criterios de seguridad elementales que le garantiza a las personas un mínimo riesgo y el uso responsable de la información proporcionada.

Según Erick Marín, experto en seguridad informática y de compras virtuales, en la actualidad la mayoría de sitios utilizan estándares y Políticas de Seguridad Informática (PSI) que son universalmente aceptados porque se logra que se cumplan ciertos esquemas que garantizan el almacenamiento cifrado de los datos.

No obstante advierte que cuando se trata de negocios en la Web los clientes no solo deben de proporcionar ciertos datos y comenzar a comprar, sino que deben de comparar que tienda le ofrece mayores ventajas y, sobre todo, exigir una política de privacidad y garantías ante cualquier situación fraudulenta.

"A veces los robos y fraudes electrónicos no suceden mientras se compra porque quedan almacenados números de cuenta y de tarjeta de crédito que son retomados por los malhechores, he ahí la importancia de que las empresas utilicen sistemas de seguridad más sofisticados que obstruyan esas filtraciones", analizó Marín.

Por otra parte, una de las principales recomendaciones que el especialista realiza es constatar siempre sobre el nivel de confianza con que cuenta un portal en Internet.

Basta una mirada a la barra de navegación y leer las letras "Https://". La "S" al final indica que es un sitio seguro.

Otra es observar si a pie de página, en el navegador, aparece la imagen de un candado con llave. Esto refleja que se están utilizando protocolos Secure Socket Layer (SSL), los cuales autentifican más la información.

"PSI y SSL permiten deslizar virtualmente la tarjeta de crédito con relativa confianza, pero lo ideal es instalar software complementario que detecta conexiones sin autorización y codifica nombres de usuario, contraseñas y número de cuentas para evitar su uso por p arte de terceros", afirmó Marín.

Cabe destacar que los delitos informáticos no están regulados en El Salvador por lo que muchas entidades financieras ya están emitiendo tarjetas exclusivas para comercio electrónico.

En este sentido, Marín aconseja que antes de proceder a una compra se deposite efectivo a una cuenta corriente con tarjeta de débito para minimizar riesgos consecuentes.

"Las garantías por parte de los bancos han mejorado, muchos ofrecen seguros antifraude que verifican a través de la dirección virtual (IP) el origen de la compra", puntualizó.

No menos importante es tener siempre actualizado el sistema operativo, los navegadores y contar con un buen antivirus, puesto que existen troyanos y keyloggers que almacenan transacciones en el disco duro y que se comunican a través de Internet con servidores fraudulentos.

Fuente: El Salvador

Suscríbete a nuestro Boletín

0 Comments:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info.

Gracias por comentar!