24 sep. 2009

aprovechan las conexiones WI-Fi para intensificar las amenazas a menores

El fraude y la provocación sexual son los principales riesgos a los que se exponen los menores en la red. Es por ello que desde el Área de Seguridad Informática de Grupo Paradell Consultores se aconseja a los progenitores que utilicen las herramientas de control parental para proteger a sus hijos y evitar que se conviertan en víctimas de delitos tales como el grooming (acoso sexual). Asimismo, advierten del peligro que puede ocasionar para los menores acceder a la red a través de conexiones Wi-Fi.

Los menores de edad son más vulnerables a los ciberdelitos y se enfrentan principalmente a cuatro amenazas: la consulta de contenidos inapropiados; el contacto con usuarios malintencionados que les pueden someter a chantaje, extorsión, acoso sexual, etc.; la descarga de archivos infectados; y la realización de compras o apuestas on line.
En España, la cifra de ciberdelitos se ha triplicado desde el año 2007.

De hecho, en el 2008 la Fiscalía de Barcelona tramitó 140 delitos on line, mientras que el 2007 el número de casos fue de medio centenar. Y este año la intensidad de crecimiento se ha acelerado aún más, puesto que hasta abril en la fiscalía se han despachado 70 casos. Se prevé que a final de año se llegue a los 210 delitos.
Según el grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil las principales amenazas a las que se enfrentan los menores es el fraude y la provocación sexual. De hecho, la pornografía infantil es el delito informático que más se comete en España. Según la Fiscalía de Delitos Tecnológicos de Barcelona, en el 2008 el 55% de los delitos telemáticos estaba relacionado con la pornografía infantil.
Grupo Paradell Consultores recomienda a los padres que eduquen a sus hijos en cuanto al uso de Internet. Además, los progenitores pueden controlar este uso a través de dos tipos de herramientas de control parental: las que están incorporadas por los sistemas operativos; y las soluciones específicas de terceros. Estas herramientas bloquean, restringen o filtran el acceso a determinados contenidos o programas. Incluso algunas controlan el tiempo. El tutor tiene la capacidad de tener el control del equipo y de monitorizar la actividad que se realiza en él.

Los padres deben saber que los menores tienden a minimizar los problemas que pueden causar el acceso a páginas no deseadas, es decir al hecho de poder consultar contenidos pornográficos o violentos. Otros factores que han de tener el cuenta los progenitores son que los niños de entre 9 y 10 años se conectan a Internet una media de 3 a 4 veces por semana y los niños de 12 a 14 años confiesan conectarse prácticamente a diario y que las niñas se
suelen familiarizar más con Internet mediante chats, e-mails y mensajería instantánea, mientras que los niños lo hacen a través de juegos online y descarga de archivos. Todos estos datos, facilitados por Panda Security, son importantes a la hora de controlar el uso que los menores pueden estar haciendo de Internet.
A pesar del incremento de delitos informáticos a menores, según el estudio “Safer Internet for Children” de la Comisión Europea, sólo un 24% de los padres y docentes utilizan herramientas de control parental. Además, el 31% reconoce no conocer en qué consiste esta herramienta. Mientras que un 45% no conocen ningún tipo de herramienta. Y un 38% de
padres con un menor a su cargo reconoce conocer poco o nada lo que los menores hacen en internet.

Fuente: NewsPcs

Suscríbete a nuestro Boletín

1 comentario:

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info.

Gracias por comentar!