19 jul. 2017

Estonia, se prepara para sus elecciones a través de Internet

Estonia, el único país del mundo donde los votantes eligen a sus líderes mediante una votación online, está tomando medidas para defenderse de posibles ataques de piratería informática mientras los temores por la seguridad cibernética se intensifican.

Una actualización del software utilizado para el sistema, que fue introducido en 2005, está lista para ser sometida a pruebas antes de las elecciones locales de octubre, según Tarvi Martens, responsable de la votación electrónica del Comité Electoral Nacional. La actualización incluye funciones para impedir la manipulación conocidas como verificabilidad de extremo a extremo, la cual aborda las preocupaciones de seguridad de grupos como la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), dijo.

"La verificabilidad de extremo a extremo es el 'santo grial' del voto electrónico", dijo Martens este mes en una entrevista telefónica. "Cuando hablamos de críticas internacionales, el nuevo software ahora las aborda".

El país báltico de 1.3 millones de personas -un centro tecnológico que ayudó a crear Skype, aloja el centro de defensa cibernética de la OTAN y recibe el 99% de las declaraciones de impuestos online- está en alerta después de que Estados Unidos acusara a Rusia de haber atacado sus elecciones presidenciales de 2016. Estonia, miembro contra su voluntad de la Unión Soviética durante 50 años, culpa al Kremlin de un ataque cibernético masivo hace 10 años que desactivó el Gobierno, los medios de comunicación y los sitios web bancarios durante horas. Rusia niega haber participado en los incidentes de Estados Unidos o Estonia.

Dado que casi un tercio de los votos fueron emitidos electrónicamente en las elecciones generales de Estonia en 2015, el primer ministro Juri Ratas dijo la semana pasada en una entrevista que "es necesario un trabajo cotidiano para mejorar su seguridad, ya que cualquier irrupción socavaría la credibilidad de todo el sistema".

En 2014, un grupo de expertos dirigido por Alex Halderman, un profesor de la Universidad de Michigan, recomendó la "retirada inmediata" del voto estonio por Internet, citando "importantes" riesgos de seguridad. Al año siguiente, la OSCE instó a Estonia a garantizar la verificabilidad de extremo a extremo. Algunos miembros del Partido del Centro quieren que se elimine la votación electrónica.

Para emitir su voto, los electores estonios necesitan una tarjeta de identificación y deben pasar dos niveles de verificación protegidos por códigos de acceso. La Autoridad del Sistema de Información de Estonia, que supervisa la seguridad cibernética del Gobierno, dice que el sistema no puede ser violado y, para Martens, la autentificación versátil y la adaptabilidad a diferentes tamaños de grupos de votantes significan que otros países podrían usarlo.

El sistema de Estonia es muy diferente del estadounidense, según Martens. Los ataques en Estados Unidos consistieron en incursiones en bases de datos de votantes y sistemas de software. "Los problemas estadounidenses no se relacionan con la votación por Internet, sino con las máquinas para votar", dijo Martens. "Hay un montón de máquinas y nadie puede supervisar el software que entra en cada una. En la votación por Internet, hay una sola pieza de software que puede ser controlada".

Fuente: Economía Hoy

1 comentario:

  1. Por dios, eso sí que es perder el control democrático electoral por parte de los ciudadanos de ese país! O son demasiado naive o diría que el analfabetismo informático es supino en esa sociedad !!!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!