5 mar. 2016

Entrevista: el auge de las aplicaciones y los rastreadores para vigilar a los hijos

¿Habrá llegado bien al lugar al que iba? ¿Se habrá perdido? ¿Y si lo asaltaron? Las preguntas le dan vueltas en la cabeza a Marina, mamá de Rocío, una adolescente de 13 años que empezó a moverse sola para realizar sus actividades: ir al club y juntarse con sus amigas, por ejemplo. “Le compré el teléfono y la llamo todo el tiempo; la mitad de las veces no me atiende. No le gusta que la vigile. Y yo vivo con miedo de que le pase algo”, confiesa. Hasta ella misma se sorprende de su actitud: “tengo 40 años y recuerdo que mis padres nunca sabían dónde estaba. En mi época no había celulares ni nada, pero creo que no existía la inseguridad de ahora”.

Cristian Borghello, especialista en seguridad informática del portal Segu-info, da detalles sobre esta tendencia: "el advenimiento de dispositivos móviles relacionados a Internet de las Cosas (IoT), aplicaciones, GPS, tags RFID y tantas otras tecnologías supone un crecimiento exponencial de usuarios conectados y controlados por la tecnología". En una entrevista con LA GACETA, habló en detalle sobre el tema.

- ¿Qué le preocupa a los padres hoy?

- Les preocupa lo mismo que hace miles de años, el bienestar de sus hijos, con la diferencia de que existen más elementos con los cuales contar al momento de expresar esa preocupación y de llevarla a la práctica.

- ¿Conviene tener un control secreto de lo que hacen los hijos?

- En este punto soy tajante: si intentamos vigilar a un menor, seguramente más temprano que tarde este se percate de dicha vigilancia y pierda en la confianza en el mayor. Hay que tener en cuenta que los menores generalmente conocen y usan mejor la tecnología que los adultos, lo que les brinda la posibilidad de encontrar y desactivar cualquier tipo de aplicación de vigilancia. En este sentido creo que cualquier control debe estar basado en la confianza y respeto padre-hijo y en el consentimiento mutuo de la medida a implementar.

- ¿Cree que los dispositivos son una buena opción de cuidado o no hay tecnología capaz de mantener a los niños a salvo?

- Ninguna tecnología puede reemplazar la presencia y cuidado de un padre. Sí es cierto que facilitan la comunicación, ya que brindan herramientas y funciones para controlar ubicación, horarios y contactos que de otra forma son difíciles de lograr por medios tradicionales. También hay que considerar que estas mismas herramientas facilitan el trabajo delictivo, ya que brindan las condiciones necesarias para que un menor pueda ser vigilado sin su consentimiento.

Contenido completo en fuente original La Gaceta

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!