17 sep. 2015

Una bicicleta inteligente y dispositivos IoT a medida

Internet of Things Solution World Congress presenta una serie de proyectos que aspiran a que cualquiera cree sus propios dispositivos de IoT

El fenómeno del internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) nos ha prometido que poco a poco podremos conectar más aparatos a la red para añadirles funciones sorprendentes (ver La nevera que enviaba ‘spam’ y Cada hogar conectará un dispositivo al internet de las cosas dentro de cuatro años). Así lo está demostrando en el Internet of Things Solutions World Congress, que arrancó ayer en Barcelona (España). En los expositores del congreso se sucede la nueva oleada de aparatos conectables, desde ropa hasta productos de agricultura. Hasta ahora, han sido las empresas las que han cogido estos objetos cotidianos para volver a comercializarlos en su versión conectada. Pero el congreso está demostrando una nueva tendencia para el IoT: Do it Yourself (hazlo tú mismo).

Se trata de que cada cual sea capaz de integrar los dispositivos necesarios para crear aparatos de IoT a la carta. El vicepresidente de Plataformas Tecnológicas de PTC, Andy Timm, asegura: "Una vez que empiezas a ver los resultados de integrarte en internet de las cosas, no puedes parar". Por eso, una de las filiales de su compañía ThingWorx ha presentado en el congreso una bicicleta conectada a internet que, a diferencia de otras, no se conectó en la fábrica donde la crearon. Los sensores y aparatos que incorpora para pertenecer al universo IoT se han añadido después y algunos hasta se sujetan con una simple tira de cinta aislante.
Todos estos dispositivos colocados sobre las monturas de la bicicleta envían información a un software que reproduce los datos en tiempo real en dos pantallas. En una se ve una reproducción digital de la bicicleta que replica cualquiera de sus movimientos reales; en la otra, se puede ver los datos que genera cada una de las partes: la velocidad de las dos ruedas, la presión sobre los amortiguadores, la aceleración, la velocidad a la que se mueven los pedales.

Según un informe de Cisco, actualmente menos del 1% de las cosas pertenecen al IoT, lo que deja más de un 99% de aparatos huérfanos de conexión. PTC quiere cambiar eso mediante sistemas que la gente pueda incorporar por sí misma a lo que desee. "Se podría poner un sensor en un coche de juguete de un niño y ver qué recorridos hace", indica.

Su meta nació de su propio hartazgo al dejarse la voz cada vez que llamaba a sus hijos para cenar. Para solucionarlo, creó una función para su casa con la que al apretar un botón del smartphone se encendía una luz roja en su habitación para avisarles. Pero Timm señala que el verdadero potencial está en las oportunidades para los negocios: "Puedes hacer cualquier cosa".

Uno de los ejemplos que cita es la integración de sensores y hardware para agricultura. "Se puede medir absolutamente todo: desde la temperatura, la humedad, el recorrido de los tractores o si tienen alguna pieza en mal estado", indica. En este último caso, la aplicación puede avisar directamente al mecánico para que venga a repararlo. Uno de sus casos de éxito muestra que gracias a la integración del IoT, la empresa OnFarm ahorró 2 millones de dólares (unos 1,7 millones de euros) en un año.

Automat: creación automática

Pero la de Timm no es la única solución para conectar objetos aislados a Internet de las cosas. Otro ejemplo es el nacimiento de Automat, un pequeño chip que convierte a cualquier dispositivo en algo susceptible de conectarse a internet. Para ello, este chip está integrado por diferentes canales y sensores que permiten tanto la recogida de información como el envío de datos.

Su creador, el trabajador de Nueman Labs, Anders Björk, explica: "Puede servir para crear tus propios dispositivos inteligentes". Por ejemplo, puede incorporarse en una prenda y ofrecer diferentes funciones como encender Spotify si se inclina de una determinada manera. También incluye LED blancos y azules que se iluminan ante cualquier orden predeterminada, como recibir un tuit o un Whatsapp.

Björk quiere que su dispositivo se use "de forma creativa". Uno de los ejemplos que pone es la integrarlo en el calzado de forma que pueda dibujar patrones de pasos. O incrustarlo en un palo de escoba y "que cada movimiento represente un sonido para poder crear música". Tanto para Björk como para Timm las oportunidades que abre el do it yourself en el internet de las cosas son inmensas. Unos lo usarán para el arte, otros para crearse ropa que se ilumina y habrá quienes lo integren en la bici para medir todos sus recorridos. Si hay algo seguro es que esta nueva tendencia hará que las cosas nunca sean como antes.

Fuente: Technology Review

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!