7 may. 2015

Periscope tiene un problema con el porno (¿o era una bendición?)


Desde que se estrenó no ha parado de crecer a un ritmo imparable. Periscope, la aplicación propiedad de Twitter que permite emitir vídeos en directo, consiguió su primer millón de usuarios en los primeros diez días. Pero no todos ellos la utilizan como esperaban en la red social con sede en California.

La aplicación de streaming se puso en marcha a finales del último trimestre y Twitter acaba de compartir algunas estadísticas sobre su adopción. Según su CEO, Dick Costolo, poco después de su lanzamiento el nuevo servicio ya estaba impulsando las ganancias de la compañía gracias única y exclusivamente al vídeo.

Meerkat, una aplicación similar, también está experimentando el mismo crecimiento ganando popularidad entre los usuarios de las redes sociales, que parecen estar cansados de compartir fotos o vídeos, y que prefieren compartir momentos en directo.

No es lo único que tienen en común. Ambas plataformas se enfrentan a un problema: combatir el contenido para adultos y la prostitución.

Una cámara en directo, el mejor canal para hacer negocio

A pesar de que las condiciones de uso y privacidad de las dos plataformas lo prohíben, muchos usuarios están aprovechando la transmisión en directo de estas plataformas para mostrar escenas con contenido sexual explícito o incluso crear su propio servicio de webcam erótico. Un ejemplo lo tenemos en la modelo Nora Segura, que incluso anuncia sus próximas sesiones en Meerkat desde su cuenta de Twitter.

Tampoco hace falta navegar mucho por Periscope para encontrar este tipo de vídeos, como denuncia el medio Motherboard. ¿Algo nuevo? Ni mucho menos. Chatroulette es un sitio web que nació en 2009 con la idea de que usuarios de todo el mundo pudieran comunicarse entre sí, incluso sin conocerse. Al poco tiempo de abrir se llenó de contenido sexual. Hoy en día es imposible meterse sin encontrarse un hombre desnudo.

Algo parecido sucedió con Vine (también de Twitter), aunque en menor medida: se llenó de exhibicionistas y voyeurs.

¿Sucederá lo mismo con Periscope? Es la pregunta del millón, y muchos medios apuntan a que sí. Una de las consecuencias de poner a disposición de los usuarios de internet un servicio que permite mantener el anonimato y enviar y recibir vídeos y fotografías es que se llena de contenido sexual explícito. Y es que cada vez más personas están aprovechando estos canales, así como WhatsApp o Snapchat para sacarle un beneficio económico a este negocio.

De esta forma el llamado porno casero parece haber encontrado su mejor aliado en plataformas como por ejemplo Chaturbate. El requisito para entrar es hacer click en un botón en el que se asegura tener 18 años (se tengan o no), y aceptar las condiciones de privacidad. En la otra parte podrán encontrar de todo: pederastas, hombres corrientes desnudos, esclavas sexuales de países del Este o profesionales del sexo.

Fuente: El Confidencial

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!