15 abr. 2015

Vigilan tu historial de visitas aunque navegues con el navegador en modo incógnito

El título de esta entrada no debería sorprender a nadie que esté de alguna manera inmiscuido en el mundo de la seguridad informática porque (1) saben que lo "único" que hace el modo privado o incógnito (o el también llamado "modo porno") de los navegadores es que no se guarde información sobre la página visitada, como las cookies o el caché web, ni se registre la navegación a dicha página en el historial y (2) sin embargo, la mayoría de los grandes sitios web tienen y utilizan otras técnicas que siguen permitiendo el seguimiento o tracking de usuarios mediante:
  • identificadores asignados en el lado cliente (cookies, objectos Flash, metadatos, certificados,etc. )
  • las características específicas de la máquina (fingerprinting del navegador y de red)
  • el comportamiento y las preferencias propias del usuario.
Además cada vez aparecen más métodos y mucho más complejos y difíciles de evadir, como el canvas fingerprinting de los navegadores, las persistentes Evercookies o la sincronización de cookies entre sitios. Es decir, ya damos por supuesto y partimos de la premisa de que sólo con el modo incógnito de un navegador no vas a poder evitar que los sitios web con contenido porno tengan un historial de tus visitas si utilizan estas técnicas. ¿Pero las utilizan?

Está claro que conocer los hábitos de un usuario web (las páginas que anteriormente ha visitado) es un componente básico y muy preciado para la publicidad dirigida, la más eficiente. La realidad es que la mayoría de los sitios web con publicidad tienen elementos de seguimiento o tracking que envían datos a terceros, incluidos los de contenido adulto. De hecho podrás comprobarlo con los 5 sitios porno más visitados (XVideos, XHamster, Pornhub, XXNX y Redtube) si usas por ejemplo Ghostery y ves como se transmiten datos a Google, Tumblr y plataformas de publicidad específicas como Pornvertising y DoublePimp.

Con esto ya tenemos la segunda premisa: los portales porno también utilizan elementos de tracking de sus usuarios, no sólo podrían identificar a sus usuarios y guardar el historial de sus visitas si no que además podrían compartir esta información con otros.

Y ahora con estas dos aseveraciones pensemos: se podría poner nombre y apellido a cada uno estos historiales de navegación a contenidos porno ¿qué pasaría si se filtran estos historiales de navegación y alguien decide ponerlos de forma anónima y fácilmente consultable en una base de datos en Internet? Pues que podríamos ver los hábitos y gustos sexuales de nuestro vecino o el vecino consultar los nuestros...

Imaginaros todo que esto puede suponer el próximo gran escándalo para la privacidad en Internet...

Indispensable echar un vistazo a estos dos artículos:
Fuente: HackPlayers

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!