28 abr. 2015

Santa Fe: #pornografía infantil a través de la web

Internet se ha convertido en un escenario virtual propicio para replicar conductas que, hasta hace poco tiempo, sólo podían ser experimentadas en la vida real. Y frente a este fenómeno, la web no sólo se transformó en un lugar de intercambio, entretenimiento y conocimiento; sino también en un ámbito en el que es posible delinquir con llamativa facilidad.

Las redes de pedofilia y pornografía infantil se extienden a lo largo y ancho del planeta. Quienes conviven con esta realidad truculenta, encontraron en las nuevas tecnologías una manera de manifestar sus desviaciones morales e, incluso, incursionar en el delito.

En los últimos días, dos hombres fueron detenidos en la ciudad de Firmat, ubicada en el sur de la provincia de Santa Fe, por divulgar pornografía infantil. Según se informó desde el Ministerio Público de la Acusación, la advertencia de que este delito se estaba cometiendo llegó desde la ONG Missing Children, con sede en los Estados Unidos.

A partir de esta señal de alerta, la Justicia se puso en movimiento y logró la detención de los sospechosos gracias a las tareas de la Policía de Investigaciones (PDI) y de la Dirección Especial de Prevención y Sanción del Delito de Trata de Personas. Secuestraron computadoras, notebook, celulares y pen drives de los acusados, quienes están imputados por el delitos de divulgación y publicación de pornografía infantil en Internet.

Cada computadora cuenta con lo que se conoce como IP. Se trata de un número que permite identificar un dispositivo conectado a la web. Así fue como Missing Children estuvo en condiciones de detectar desde dónde estaban siendo subidas las imágenes pornográficas. Desde ese momento, la Justicia y la policía iniciaron un trabajo de campo que derivó en estas dos detenciones.

El material pornográfico no era producido en Firmat sino que, los acusados, se limitaban a subirlo a Internet. Un dato realmente sorprendente es que, entre los sospechosos, no existe vinculación alguna, ya que ninguno sabía de la existencia del otro.

Un estudio dado a conocer el año pasado por la Organización de las Naciones Unidas, a través de Unicef Argentina, arrojó conclusiones verdaderamente preocupantes: 7 de cada 10 niños ingresó a Facebook o Twitter sin que sus padres lo supieran y 4 de cada 10 publicó su localización geográfica. Además, el estudio reveló que a tres niñas, por cada varón, un adulto les pidió mostrarse con poca ropa a través de las redes sociales.

Según Unicef, el 43 por ciento de los niños y adolescentes en Argentina creó su primera cuenta en una red social antes de los 13 años, y sólo el 13 por ciento de ellos lo hizo acompañado de sus padres, a pesar de que tanto Facebook, como Twitter y otras redes sociales, están pensados para personas de más de 13 años.

Según la ONG Alerta Vida, entidad que lucha contra la pedofilia, 7 de cada 10 chicos con acceso a redes sociales consultados en el país reconocieron que, durante 2013, fueron “molestados” por desconocidos en alguna oportunidad a través de la web. Ese año, se denunciaron en la Argentina alrededor de cinco mil casos de pedofilia.

En definitiva, la problemática representa un riesgo latente. Los padres -y los docentes- no siempre están preparados para acompañar a sus hijos en su incursión a través de la web.


Fuente: El Litoral

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!