15 abr. 2015

Las maniobras de EE.UU. para bloquear la supercomputadora china

Estados Unidos está poniendo zancadillas a la que es considerada la computadora más potente del mundo. Mientras trata de fabricar una que la supere, ha decidido que la Tianhe-2 China no consiga los chips necesarios para aumentar aún más su potencia.

El gobierno de Estados Unidos se negó a permitir a Intel que ayude a China a actualizar este modelo. Intel solicitó una licencia para exportar decenas de miles de chips que potenciarían aún más este auténtico cerebro digital, llamado Tianhe-2.

El Departamento de Comercio se negó apelando a su preocupación sobre la investigación nuclear que supuestamente se está realizando con la mencionada máquina.

Y, casualidad o no, paralelamente Intel ha firmado un acuerdo valorado en US$200 millones con el gobierno estadounidense para construir otra supercomputadora en uno de sus laboratorios.
¿Cuánto es un petaflop? Basta saber que equivale a realizar más de mil billones de operaciones por segundo.
El Tianhe-2 utiliza 80.000 chips Intel Xeon para generar una capacidad computacional de más de 33 petaflops.

Según Top 500, una organización que evalúa supercomputadoras, el Tianhe-2 ha sido la computadora más potente del mundo en los últimos 18 meses. Este año el dispositivo chino debía someterse a una serie de mejoras para impulsar sus operaciones numéricas hasta los 110 petaflops y esa actualización iba a depender enormemente de los nuevos chips Intel Xeon.

El fabricante de chips informó a las autoridades estadounidenses de su participación en el programa de actualización y se le instó a pedir una licencia de exportación.

Una nota publicada por el Departamento de Comercio de EE.UU. informó que rechazó la solicitud de Intel para exportar los chips para el Tianhe-2 y otras supercomputadoras chinas debido a que estas máquinas estaban siendo usadas para "actividades nucleares explosivas".

La institución responsable de las regulaciones exportadoras de EE.UU revela que se utiliza esta tecnología para "diseñar, desarrollar o fabricar armamento nuclear y es actuar contrariamente a la seguridad nacional o a los intereses de política exterior de Estados Unidos".

En una declaración al canal de noticias IDG, el fabricante dijo: "Intel cumplió con la notificación y solicitó la licencia, la cual fue denegada. Cumplimos la ley estadounidense".

Se cree que China está ahora acelerando el desarrollo de sus propios chips para impulsar la potencia de sus cuatro supercomputadoras y completar el programa de mejoras.

Aunque Intel ha negado las posibilidades de vender sus chips Xeon a China, la compañía ha firmado un gran acuerdo para construir la supercomputadora Aurora en el Laboratorio Nacional de Argonne, en Illinois. Se espera que esta computadora alcance picos de rendimiento de 180 Petaflops.

Fuente: BBC Mundo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!