12 oct. 2014

Nueva York cancela un proyecto con sensores para smartphones

Las autoridades de Nueva York han decidido cancelar un proyecto que implicaba la instalación de cientos de sensores con bluetooth en cabinas telefónicas de Manhattan, que iban a ser utilizados por compañías de marketing para campañas de publicidad cuyos destinatarios eran los usuarios de smartphones de la zona.

Según recoge el Wall Street Journal, el Departamento de Información, Tecnología y Telecomunicaciones de la ciudad de Nueva York ha decidido suspender este proyecto, todavía piloto, que habría supuesto el envío de mensajes publicitarios a los ciudadanos que circularan cerca de las cabinas en las que estos sensores estaban instalados, a través de aplicaciones móviles.

El rotativo estadounidense explica que la iniciativa ha sido paralizada porque las autoridades no habían dado su consentimiento expreso a que los sensores fueran utilizados de esta manera. Al parecer, el contrato, solicitado por una compañía llamada Titan360, se refería solo al permiso para ubicar anuncios en las cabinas y acompañarlos de sensores que únicamente serían empleados para labores de mantenimiento. Los responsables de la empresa dijeron que estos sensores servirían para que los trabajadores de Titan360 supieran cuándo era necesario sustituir uno de los anuncios.

Pero Nicholas Sbordone, jefe de prensa del Departamento de Información, Tecnología y Telecomunicaciones, ha explicado que, después de firmar el contrato, Titan360 hizo movimientos diferentes. Por ejemplo, firmó acuerdos con algunos anunciantes, como el festival de cine Tribeca, para que los usuarios que se hubieran descargado su aplicación recibieran notificaciones de películas próximas a su ubicación. El fabricante de los sensores, por su parte, también pactó con otras compañías, como Barnes & Noble, enviar cupones de descuento cuando se encontraran cerca de uno de sus establecimientos.

Así que las autoridades neoyorquinas han comunicado que han ordenado a Titan360 que retire todos los sensores de las cabinas de Manhattan para asegurarse de que éstos no podrán ser utilizados con fines comerciales ni publicitarios.

Por su parte, desde la empresa Titan360 aseguran que se trata de un malentendido. Su vicepresidente, Scott Goldsmith, afirma que sus ejecutivos abandonaron una de las reuniones que mantuvieron con el gobierno de la ciudad convencidos de que podrían probar usos comerciales en los sensores.

Desde que la futura presencia de dichos sensores fue revelada por los medios, ésta se había topado con la oposición frontal de muchos ciudadanos neoyorquinos. Parece que este modelo de smart city no cuenta con el apoyo de la población.

Fuente: TicBeat

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!