9 oct. 2014

Los gigantes se reunen para combatir a ISIS... y la vigilancia de los gobiernos

Las redes sociales Facebook y Twitter, el mastodonte de Internet Google y otras tecnológicas como Microsoft se reunieron en Luxemburgo con altos cargos de la Unión Europea para discutir sobre el avance de la propaganda del terrorismo fundamentalista online y sobre posibles formas de frenarlo.

Así lo publica la BBC, a la cena a la que acudieron representantes de ambas partes. El medio asegura que la preocupación por el uso que los grupos islamistas radicales le dan a las redes sociales como medio de reclutamiento está creciendo entre los gobiernos europeos.
Según consigna BBC Mundo, en la reunión estuvieron presentes representantes de Twitter, Google, Microsoft y Facebook, quienes debatirán con ministros de los 28 países miembros de la UE las posibles estrategias para combatir a ISIS a través de la web.

La reunión se centró en los siguientes puntos: qué herramientas y técnicas pueden contribuir en la lucha contra las actividades terroristas online, qué derechos fundamentales entran en juego durante las peticiones que se les puedan hacer a las tecnológicas y qué caminos existen para construir una mayor confianza y transparencia.

Ask.fm es una red social que se cree que fue muy utilizada por ISIS para reclutar islamistas. Sin embargo, los dirigentes de la compañía reconocieron al portal británico que no fueron invitados a la cena de este miércoles.

Por su parte el presidente de Google opina que las prácticas de agencias como la NSA harán que cada país quiera hacer su propio Internet

Durante una plática organizada por el senador de Oregón Ron Wyden, Eric Schmidt, presidente de Google, dijo que las técnicas de vigilancia utilizadas por agencias como la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) necesitan reformarse. Esto con el fin de evitar la desaparición de Internet como lo conocemos.

De acuerdo con Schmidt, el espionaje que los gobiernos realizan en otros países terminará rompiendo Internet, explicando lo siguiente:
Lo que va a pasar es que los gobiernos harán malas leyes de una forma u otra, y eventualmente van a decir ‘queremos nuestro propio Internet en nuestro país porque queremos que funcione a nuestra manera, y no queremos a la NSA y a otras personas en esto’. El costo de eso es enorme.
Efectivamente, imagina no poder entrar a ningún sitio web o un servicio en línea del extranjero debido a que cada país quiere protegerse del espionaje digital. Incluso, con una red así, no podrías comunicarte por Internet con un pariente que viva en otra nación.

De esta forma, los gobiernos sí se protegerían del espionaje externo, aunque no de manera infalible. Además, los ciudadanos tendrían menos alternativas para evadir el espionaje propiciado por sus propias autoridades.

La lista de problemas que traería la fragmentación de Internet es enorme, así que sólo queda esperar a que la situación sugerida por Schmidt no se vuelva realidad.

Fuente: Fayerwayer e Infobae

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!