5 sep. 2014

Google aborda el desarrollo de procesadores cuánticos

La compañía del buscador está lista para enfrentar el gran reto de la computación cuántica al lado de los mejores equipos de científicos del mundo y lo afirma públicamente en uno de sus comunicados de su blog oficial.
Creemos que la informática cuántica puede solucionar algunos de los problemas de computación científica más exigentes, especialmente en el área de machine learning. Es una disciplina que está relacionada con la construcción de los mejores modelos para hacer predicciones más precisas. Si queremos curar enfermedades necesitamos mejores modelos que nos ayude a entender cómo se desarrollan. Si queremos establecer políticas ambientales eficientes necesitamos mejores modelos sobre los procesos que producen el cambio climático. Y si queremos un motor de búsqueda más útil necesitamos entender las preguntas relacionadas con la web para encontrar las mejores respuestas”
La declaración de intenciones con la que Google introdujo en 2013 la noticia de crear un departamento especial (Quantum Artificial Intelligence Lab) que llevara la investigación en el campo de la informática a otro nivel ha conseguido, después de tan solo un año, un progreso que puede marcar el principio de una época con grandes implicaciones tanto en el sector de la computación como en el de la física.

En concreto, Google quiere pasar de la teoría a la práctica y cambiar el sistema informático convencional  basado en el proceso binario cero-uno por una nueva generación de procesadores cuánticos basados en la electrónica superconductora.

Según la información remitida, no se trata de un proyecto en solitario sino que contará con la ayuda del equipo de John Martinis de UC Santa Barbara que recientemente fue galardonado con el London Prize por sus avances pioneros en el campo del control cuántico y del procesamiento de la información cuántica.

A partir de ahora Google combinará el conocimiento de los científicos de Santa Barbara, sus propias investigaciones y el aprendizaje obtenido a través del proyecto D-Wave Systems (un prototipo de ordenador cuántico que lleva desarrollando en un trabajo conjunto con NASA desde la creación del laboratorio Quantum Artificial Intelligence). Los nuevos refuerzos le permitirán implementar y probar nuevos diseños para la optimización cuántica.

Los algoritmos de los ordenadores cuánticos podrían solucionar problemas inviables

Los objetivos fijados son muy ambiciosos y nada fáciles de cumplir. Los investigadores consideran la computación cuántica el Santo Grial de la física. Es una disciplina que usa qubits en lugar de bits y se basa en uno de los principios de la mecánica cuántica, la superposición, es decir cualquier objeto físico tal como el átomo o el electrón (lo que usan los ordenadores cuánticos para almacenar información) puede existir en todos sus estados simultáneamente: la partícula subatómica puede estar en posición 0, 1 y 0 y 1 a la vez.

El proceso permite realizar varias operaciones según el número de qubits y podría poner las bases de una nueva categoría de superordenadores capaces de llevar la computación a otra dimensión. El mayor desafío será el de encontrar la forma adecuada de aplicar los mecanismos de la física cuántica a la programación:
Necesitamos mejorar y extender la tecnología a sistemas mayores. La física intrínseca del control y acoplamiento no tendrá que cambiar, pero la ingeniería que está a su alrededor será el mayor reto, comenta Rami Barends, uno de los miembros destacados del grupo de Santa Barbara.
Las posibilidades que abre la informática cuántica para la inteligencia artificial ha entrado en el foco de interés de Google desde hace un tiempo. Su equipo de investigación informaba desde el año pasado los avances realizados en este campo: un algoritmo muy eficiente basado en el reconocimiento, otro que maneja los datos "contaminados" así como una serie de principios útiles (por ejemplo uno de estos apunta que los resultados mejoran al combinar la computación cuántica con la clásica).

Ahora, con el nuevo refuerzo de su equipo recibido por parte de la experiencia del grupo científico de Santa Barbara y con la continuación del proyecto D-Wave Systems en colaboración con el Ames Research Center de NASA, la compañía de Mountain View aumentará sus posibilidades de profundizar en la investigación de la computación cuántica y con ello avanzar dos de sus objetivos principales: crear su propia tecnología hardware y mejorar la inteligencia artificial.

Fuente: TicBeat

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!