18 jul. 2014

Argentina: proyecto de ley quiere que pidamos permiso para ver pornografía

La Senadora Nacional Giménez, Sandra D. del Bloque del Frente para la Victoria por la provincia de Misiones ha elevado el Proyecto de Ley 1918/14 [PDF] "que busca dificultar que los niños tengan acceso a pornografía en Intenet".
Pornografía infantil no es lo mismo que pornografía.
Obviamente es más que loable que una legisladora nacional se preocupe por nuestros niños pero en este caso la Senadora -y sus asesores- no han tenido mejor idea que plantear bloquear el acceso a sitios de pornografía a todos los usuarios de Internet de Argentina, mediante el uso de filtros que los ISP deben instalar en forma obligatoria.

Según la letra del proyecto, la Comisión Nacional de Comunicaciones (la misma que bloqueo The Pirate Bay) creará una lista de sitios de acceso restringido que supuestamente serán sitios pornográficos y peligrosos para los menores:

La primera pregunta que aparece aquí es ¿quién decide que sitio agregar y cuál no a esta lista? Es decir que se bloquea y censura el acceso a cualquier sitio simplemente porque alguien ha decidido que "es malo". Por otro lado, el texto obligaría a solicitar acceso a los ISPs a aquellos usuarios que deseen, en todo su derecho, ver y consumir pornografía dentro del ámbito de su privacidad. Esto es equivalente a decir que el estado y los ISP tendrán un listado de personas que navegan en sitios pornográficos.

¿Dónde se ha visto semejante nivel de violación a nuestra privacidad? Obviamente estas condiciones de Opt-In (darse de alta para recibir un servicio) ya fueron discutidas en Inglaterra donde piensan que "the internet is for porn".

En los fundamentos del proyecto se menciona que "se busca detener la distribución y consumo de pornografía infantil" (lo cual repito es loable), pero evidentemente se hace a través de medios incorrectos, utilizando un método que, por el Efecto Streisand, no funciona porque se está asumiendo que cualquier persona que visita sitios con pornografía (no infantil) está consumiendo y distribuyendo pornografía infantil. ¿Y la presunta inocencia de los ciudadanos?
Que un porcentaje menor de sitios pornográficos (100 mil de 4,5 millones de páginas según la estadística del mismo fundamento) ofrezca contenido de menores, no significa que deba bloquearse el contenido completo, estableciendo un antecedente de censura que permita situaciones similares sobre otro tipos de sitios en el futuro (por ejemplo las redes sociales).
Es interesante ver como el camino que se ha seguido en este caso es muy similar al que siguió Inglaterra en 2012: primero The Pirate Bay, luego los sitios pornográficos, ¿Y luego? Evidentemente las similitudes con el proyecto inglés, denota un claro desconocimiento y una base insostenible para intentar proteger a los niños: bloquear el acceso a un sitio en Internet es muy peligroso porque sienta precedentes de censura ante todo lo que el estado considere "peligroso".

Antes de plantear semejante nivel de censura, ¿no sería más lógico pensar que los niños deben ser educados por sus padres, que a su vez son los responsables de su cuidado y que los chicos deben ser criados en un ambiente de confianza familiar? ¿Por qué intentar delegar responsabilidad en terceros?

Por eso, Dra Sandra D. Gimenez no la acompaño en su solicitud en este proyecto de ley y espero que el mismo nunca se apruebe por el bien de todos los que amamos Internet y deseamos que los niños sean educados como corresponde y no basándonos en la censura y prohibición de acceso.

La Senadora puede ser encontrada en su sitio web y en su Facebook pero ha protegido su Twitter.

Cristian de la Redacción de Segu-Info

1 comentario:

  1. La solucion propuesta parece traer mas problemas que lo que resuelve. Pero el articulo de critica tambien tiene los suyos. El problema de la pornografia infantil tiene dos aspectos: la utilizacion del niño como "objeto pornografico" pero tambien hacer visualisar imagenes pornograficas a menores para "hacerles perder la cabeza". Las cosas estan relacionadas. Y en este caso se resuelven mejor con la introduccion de "software" opérables por los padres. Pero siento disentir con los que se horrorizan con que el estado intervenga en la cuestion de pornografia infantil. Decir "que el estado no intervenga" no es una negacion sino una afirmacion, quiere decir: "Quiero que todo sea decidido por Monsanto, Google y sobre todo: la Fox" Si un estado no es suficientement democratico hay que exigir que lo sea. Pero una empresa no sera nunca édemocratica".

    Lazaro Pejsachowicz ([email protected])

    ResponderEliminar

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!