11 dic. 2013

Los fraudes asociados al robo de identidad, un dolor de cabeza

A raíz de la denuncia de un santafesino que sufrió el robo de la identidad y quedó informado en el Veraz, lo que le impide acceder al crédito del Procrear, desde los organismos de Defensa del Consumidor advierten los problemas que esto puede traer y brindan algunos consejos. Figurar en una base de datos de deudores puede generar muchos inconvenientes. Y muchas veces esos problemas no tienen su fundamento, ya que las deudas no corresponden a las personas que fueron informadas o las mismas ya fueron canceladas.

El director de Derecho Ciudadano Municipal, Franco Ponce de León, le dijo a Diario UNO que “el tema del Veraz, si bien no es una cuestión diaria de denuncia, sí es algo común”. “Generalmente hay personas que ya pagaron, en su momento, algún crédito particular y por algún motivo la entidad bancaria lo manda directamente al Veraz. Eso también pasa muchas veces con las financieras”, sostuvo el funcionario.

En cuanto a los supuestos robos de identidad, no son situaciones tan cotidianas, aunque también existen casos de santafesinos que se ven involucrados por terceros en maniobras fraudulentas. “Este tipo de casos se da mucho en la telefonía móvil donde a las personas les aparecen algunas líneas que nunca solicitaron”, explicó.

En ese sentido, Ponce de León sugirió a las posibles víctimas de este tipo de hechos que en primer lugar intenten buscar la mayor cantidad de información posible sobre el perjuicio recibido. “Una vez que tienen eso, pueden acercarse a la oficina de Defensa del Consumidor o a la Dirección de Comercio Interior para analizar el caso con los asesores legales. Lo que nosotros hacemos es ir viendo cada una de las problemáticas en forma particular. Cada tema requiere su estudio para poder, luego, darle el mejor asesoramiento posible”, argumentó.

Al ser consultado sobre si es difícil que una persona se entere que sufrió el robo de su identidad, Ponce de León dijo: “Es muy difícil darse cuenta. En general uno lo sabe cuando intenta pedir un préstamo o solicitar una tarjeta de crédito. Sólo ahí uno se da cuenta de que su nombre salta en el Veraz. Pero esto suele darse con frecuencia cuando las entidades bancarias dan esta información al Veraz o quedan algunos saldos mínimos sin pagar y que el cliente desconoce”.

Lo que pasaba anteriormente –continuó–, que ahora no es tan frecuente, es que las entidades bancarias solían emitir tarjetas de crédito y eso generaba un costo a las personas que no sabían que tenían esa tarjeta. Al desconocer eso se le generaba una deuda que luego se transmitía al Veraz. Por eso, ante cualquier duda, lo que le planteamos a la gente es que se acerquen a nuestra oficina para poder analizar el caso y darle respuesta”.

El tráfico de la información
Por su parte el director de Comercio Interior de la provincia, Leonardo Gianzone, le dijo a Diario UNO: “Hay denuncias vinculadas a fraudes informáticos a través del correo electrónico. Hubo usuarios que recibieron mails supuestamente oficiales de los bancos con los que operaban donde les pedían que renueven su nombre de usuario y contraseña. Para eso tenían que entrar en un link que los llevaba a una página falsa donde les copiaban los datos y le vaciaban la cuenta del home banking”.

Otro tipo de fraude se daba con mensajes de texto o llamadas telefónicas donde le decían que se había ganado un televisor o un auto cero kilómetro y que tenía que depositar una suma en concepto de gastos de envío. “Muchas veces esas situaciones servían para que a los usuarios les sacaran información personal. Es importante que los usuarios eviten brindar información sensible a desconocidos que los llaman por teléfono o les mandan un mail o un mensaje de texto”, solicitó.

Luego añadió: “La realidad es que hoy el tráfico de datos es un comercio. Las bases de datos se venden por muy buenas cifras y cualquier empresa usa esa información para lo que se le ocurra”.
Gianzone también recordó: “Además de iniciar el reclamo administrativo en la oficina de Comercio Interior, los damnificados también pueden optar paralelamente por iniciar una acción judicial. Ahí puede tener un resarcimiento económico por algún daño moral u otro interés legítimo suyo. Una cosa no invalida la otra. Nosotros podemos tener una resolución más rápida, pero con una limitación en lo que se puede reclamar”.

En abril de este año Juan Manuel Olivera, un santafesino de 27 años, salió sorteado en el Plan Procrear. Una vez que cumplimentó todos los requisitos desde el Banco Hipotecario –entidad que administra los créditos del Gobierno– le informaron que su nombre figuraba en el Veraz por un crédito sacado en un banco de Boedo, ciudad de Buenos Aires.

Los problemas ocasionados por robo de los datos de Olivera no terminó allí. A los 20 días de solucionar ese inconveniente, volvió a ingresar en el Veraz por ocho cheques sin fondos por un total de 107 mil pesos. Todos esos inconvenientes hacen que Olivera aún no pueda acceder al crédito para construir su vivienda. Además, el joven no sabe cuándo se le puede presentar un nuevo imprevisto vinculado al robo de sus datos.

Fuente: Uno

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!