14 dic. 2013

España: el DNI de jóvenes cambia para evitar que mientan con su edad en internet

Ahora sí, ya es posible. Identificar (y verificar) la edad de un menor que se registra en una tienda online o en redes sociales es una realidad. Un cambio en la expedición del DNI, que ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), permite comprobar si la edad que un menor declara tener es cierta o no. Y, por tanto, ofrecer ciertos contenidos en la web, recibir promociones o registrarse en una red social con la seguridad de que el menor tiene más de 14 años, la edad legal para poder ceder datos sin necesitar el consentimiento paterno. En España, cerca de 1,8 millones de jóvenes tiene edades entre 14 y 18 años, según los últimos datos censales correspondientes a 2012.

El caso se repite cada día y genera mucho debate en internet. En España, la ley de protección de datos solo permite a los mayores de 14 años dar su autorización para que se traten sus datos en internet, por ejemplo, para acceder a promociones de comercio electrónico, para tener un perfil en redes sociales o para hacer comentarios en un medio de comunicación. Los menores de esa edad no pueden hacerlo a menos que cuenten con el consentimiento de sus padres y, en ningún caso, podrán recabarse del menor datos del resto de la familia.

La norma, además, exige “al responsable del fichero” implantar procedimientos “que garanticen que se ha comprobado de modo efectivo la edad del menor”.

El problema hasta ahora, según denunció hace un año la Agencia de Protección de Datos (AEPD), era que no existían mecanismos para verificar que la edad que manifestaba un menor era realmente la que tenía. “No existen procedimientos o instrumentos sencillos y fiables para verificar la edad”, denunció el director de la AEPD, José Luis Rodríguez Álvarez, a finales del año 2012. Por ello, proponía como “posible vía de solución” incorporar al DNIelectrónico de los menores el certificado de autenticación, no la firma electrónica, que está reservada a los mayores de edad o emancipados.

Ahora, el Gobierno ha recogido el guante y, “atendiendo a las peticiones de distintos órganos de la Administración del Estado” y “en aras de conseguir mayor protección a la infancia en el uso de internet” ha aprobado el cambio en la expedición del documento nacional de identidad. Un nuevo párrafo en el real decreto que regula el DNI señala que “en el caso de los españoles menores de edad, o que no gocen de plena capacidad de obrar, el documento nacional de identidad contendrá, únicamente, la utilidad de la identificación electrónica, emitiéndose con el respectivo certificado de autenticación activado”.

Es decir, el DNI de los menores incluirá a partir de ahora el certificado de autenticación. El certificado de firma electrónica, que es para los mayores de edad, seguirá teniendo “carácter voluntario” y su utilización se realizará mediante “una clave personal y secreta”. Según la AEPD, esta medida “va en la línea de la propuesta de la agencia”. Así, el hecho de incluir el certificado de autenticación permitirá a los proveedores de servicios en internet de una “herramienta –no la única– que les permita cumplir con la obligación de verificar la edad de los menores”.

La agencia reconoce que mantiene reuniones periódicas, especialmente con los responsables de las principales redes sociales en España, para que informen de las medidas que adoptan para evitar que los menores se registren sin el consentimiento de sus padres.

La presión sobre los reguladores para evitar que los niños mientan para abrir una cuenta en una red social o participen en determinadas páginas web, incluidas las de comercio electrónico, se ha incrementado recientemente. Algunos estudios han tratado de cuantificar el número de usuarios menores de edad registrados en redes social. Hay pocos datos al respecto, pero una estimación de la revista Consumer Reports apuntaba que, ya en 2011, unos 7,5 millones de los niños menores de 13 años tenían acceso a redes sociales, incluyendo más de cinco millones menores de 10.

Política de privacidad de Facebook y Tuenti
Las redes sociales aplican en España distintas políticas de privacidad para asegurar que cumplen la normativa sobre los datos de los menores de edad. Según el director de la Agencia de Protección de Datos, José Luis Rodríguez Álvarez, “se está avanzando” en la protección de los menores, si bien “los resultados distan de ser satisfactorios”.

Según Rodríguez, Tuenti es una de las empresas que se muestra “más sensible” a esta problemática.

La red española, según sus normas de uso, “con carácter general” prohibe el acceso a menores de 14 años “que no cuenten con la correspondiente autorización parental” y con la aceptación de las condiciones de uso, el usuario “garantiza que es mayor de 14 años o, en caso contrario, que cuenta con la mencionada autorización de padres o tutores”. De hecho, en Tuenti fueron pioneros en implementar “los primeros mecanismos de verificación de la identidad a través de DNIe en determinadas funcionalidades de la plataforma”. Así, por ejemplo, “cuando desactivamos un perfil de un usuario porque no está claro que tenga la edad adecuada (la normativa europea establece 14 años) mandamos una notificación, el usuario puede reactivar el perfil verificando su identidad y edad a través de DNIe”.

Facebook, por su lado, prohibe expresamente en España usar la red a los “menores de 13 años” según su política de uso. La red Facebook asegura en sus normas que “la creación de una cuenta con información falsa constituye una infracción de nuestras condiciones” y ofrece un formulario para “denunciar una cuenta que pertenece a alguien que es menor de 13 años”, que será eliminada “inmediatamente”.

Fuente: Cinco Días

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!