3 jul. 2019

Flor, telar y mandala de la abundancia: estafas que se reciclan (NO seas bol..., no caigas)

Los mensajes llegan de parte de familiares y amigos, pero también de desconocidos, por grupos de WhatsApp y redes sociales. Como en el viejo 'cuento del tío', el engañoso plan de inversión que promete un rápido y elevado retorno a cambio de un aporte inicial. Pueden pedir algunos pocos pesos o un par de miles de dólares. 'Flor de la Abundancia', 'Mandala de la Prosperidad', 'Telar de los Sueños': son algunos de los nombres bajo los que se esconde una vieja estafa piramidal, que logró aggiornarse a estos tiempos y ahora busca captar mujeres con mensajes feministas como pilar de su fraude.

¿Qué hay detrás de esta trampa?

La estafa parece haber nacido en la ciudad entrerriana de Colón, distante a 27 km de la ciudad de Villa Elisa, lugar donde se centra los principales divulgadores de este tipo de estafa que afecta la región (Villa Elisa, Colón, San José, Ubajay y Liebig). En diálogo con PERFIL, explican: "Hay gente acá que genera el llamado 'telar de los sueños'. Atrapa a amas de casa; docentes. Las envuelven en una mística y un empoderamiento, comparten mantras y hasta testimonios de violencia. En diciembre de 2018 se le exigía a quienes iban a entrar al telar el pago de $200 mil como cuota de ingreso, luego pasaron a dos cuotas de $100 mil y luego en 4 cuotas. Después simplemente la persona iba como invitada y compartía el ambiente y le financian el pago, aunque sea que pague $10 mil por mes. Eso hace que cada vez más gente tenga que asociarse a uno para cobrar en algún momento".

"En ese momento se comenzó a recibir, en el boca a boca, testimonios de personas que hacen referencia a este 'telar de los sueños’, el cual tenía la particularidad de convocar sólo mujeres y se difunde solo a través del testimonio de una mujer conocida, de quien se recibe la invitación a participar de una ‘ceremonia'. Como carta de presentación, detallaban que se trata de un grupo de mujeres, un movimiento internacional del cual se dicen muchas cosas, pero la persona que lo comunica siempre tiene pruebas fehacientes de que esto se cumple y se hace realidad, porque cuenta con testimonios de familiares que pasaron por esta experiencia y lo vivieron y les resultó".

Cómo funciona

El esquema es el viejo y conocido sistema piramidal, en el que las primeras personas que lo arman captan a colaboradores para que aporten fondos y les piden buscar a más participantes para cubrir su parte. Más temprano que tarde la cadena se corta: los fundadores se quedan con la mayor parte de los ingresos, y los últimos en llegar nunca recuperan lo invertido. En este caso en particular, la "flor" se compone de 15 "pétalos" y un "centro"; 15 personas en total, divididas en cuatro niveles. En el nivel 4, el cual lleva el nombre del elemento del Fuego, se ubican ocho personas que pretenden ingresar en la flor. Para hacerlo, deben depositar en la cuenta de alguien —conocido o no— una determinada cantidad de dinero. En el tercer nivel, llamado Aire, hay cuatro personas que ya depositaron la suma inicial y ahora deben atraer dos nuevos interesados para escalar al siguiente nivel.
En el nivel 2 (Tierra) se sitúan dos personas que están a la espera de que el individuo del escalafón superior cobre para ocupar su lugar. Por último, en el nivel (Agua) se centra la persona que recibe el dinero de los primeros ocho interesados. De este modo, cobra el 800% de su inversión inicial. Es decir que si su deposito fue de 2 mil pesos, se lleva 16 mil. La estafa consiste en que se promete ganancias en base a un capital invertido. Sin embargo, las ganancias del capital se obtienen por la plata que otras personas invirtieron.

Así se genera una estructura que se agranda de manera cuadrática hasta el punto que colapsa y deja a varios inversores con pérdidas totales. En definitiva, una persona debe convertirse en estafador para no perder dinero en el telar. Pero esa imagen no aparece en las propuestas: aquellas que buscan captar a otras mujeres envían el dibujo de una flor de loto o un mandala. En ese sentido y consultada acerca de por qué la gente suele caer en este tipo de estafas. "Las personas siempre necesitan creer en algo y en estos períodos de crisis este 'creer en algo' significa aferrarse a lo que sea. Además uno cree porque el que te invita es un familiar; un amigo o un allegado. Funciona como una secta, porque le entran a la persona por el lado de la necesidad".

Antecedente Ponzi

En octubre de 2016, la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) alertó a la ciudadanía mediante un comunicado en su página web acerca de esta estafa y aconsejó que si una persona cayó en ella, pueda realizar la denuncia del hecho ante su fiscalía más cercana. Asimismo recomendaron que "antes de hacer una inversión, es conveniente conocer su funcionamiento, sus condiciones y sus riesgos, así como también obtener información acerca de la seriedad y solidez de quien la administra". Inspiración de la estafa. Si bien se trata de un engaño ya conocido en diferentes países de América Latina, esta estafa piramidal es similar al llamado "Esquema Ponzi", creado por el italiano Carlo Ponzi, quien en 1919 se dio cuenta que en los cupones que los inmigrantes italianos mandaban desde los Estados Unidos (donde él residía) hacia Italia para que los cambiaran por dinero y pudieran responder las cartas, había un gran negocio. De este modo, fundó la empresa Securities Exchange Company y empezó a repartir cupones que, decía, dejaría al beneficiario de 50% en 45 días o del 100% luego de tres meses. Durante los primeros meses no hubo problemas: los intereses se pagaban sin demoras, por lo que llegaba más dinero proveniente tanto de ahorros como de hipotecas que se sacaban para entrar en el "negocio".

Sin embargo, un analista financiero de nombre Clarence Barron denunció que a pesar de los intereses que se pagaban, Ponzi no reinvertía en su empresa. El denunciante calculó que para cubrir las obligaciones que se generaban, hacían falta 160 millones de cupones en circulación pero que en realidad solo había 27.000. Esto hizo que una multitud de personas demandaran su dinero frente a las oficinas del inmigrante italiano. El 1 de noviembre de 1920, Ponzi fue declarado culpable de fraude. Tras pasar 14 años en prisión comenzó a trabajar para una línea aérea italiana que volaba a Brasil y lejos de escarmentar de las estafas, formó parte parte de una operación de contrabando de material estratégico. Después de hacerse conocido por haber ideado una estafa con promesa de inversión, murió el 18 de enero de 1949, en Río de Janeiro, sumido en la miseria.

Fuente: Perfil

1 comentario:

  1. Anónimo4/7/19 18:31

    Hace unas semanas, la "firma" AWS Mining hizo exactamente lo mismo, pero en Cryptos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!