21 may. 2019

Lo que se sabe de Huawei, Android y AOSP hasta ahora

La relación entre Google y Huawei se tambalea debido a la última orden ejecutiva firmada por el presidente Donald Trump el pasado jueves, y todo parece indicar que veremos pronto sus consecuencias. Según informa Reuters y confirma The Verge, Google ha decidido suspender con Huawei aquellos negocios que requieran transferencia de hardware y software, salvo aquellos cubiertos por licencias open source.

De confirmarse lo que dice Reuters, esta decisión dejaría a Huawei sin acceso a actualizaciones de Android y los próximos teléfonos de la firma fuera de China perderían además el acceso a diversas aplicaciones de Google, como la Play Store y Gmail.

Google ya se ha pronunciado al respecto, al igual que Huawei. Ambas compañías confirman que en los teléfonos actuales no habrá muchos cambios, pero dejan la incógnita sobre qué pasará en futuros modelos. Con la información disponible, intentamos explicar qué va a pasar con los teléfonos de Huawei, y atención porque otros como Intel y Qualcomm también podrían sumarse al veto. Aquí puedes leer toda nuestra cobertura sobre este caso.

Huawei seguirá teniendo acceso a Play Store y sus actualizaciones en los móviles actuales, por lo que el caso que te planteamos es el que nos encontraríamos ante una ROM AOSP (o una ROM personalizada por Huawei) sin presencia alguna de Google. No obstante, las próximas versiones contarían con una nueva versión de Android basada en AOSP

En primer lugar, al encender el teléfono, no nos encontraríamos con el asistente de configuración de Google. Huawei tendría que darle una vuelta al actual (el cual es una modificación sobre la base del de Google), ya que no podría incluirse la página en la que se nos invita a incluir nuestra cuenta de Google.
Ante este escenario, cabe explicar y aclarar qué es AOSP, el verdadero Android puro, sin servicios de Google. ¿Podría funcionar un Huawei o cualquier otro Android con esta ROM? Si las aplicaciones en Android son instalables de forma externa, ¿podríamos instalar las apps de Google aparte si la compañía las prohibiese?

Huawei continuará teniendo acceso al sistema operativo Android ya que es un sistema open source y abierto a todos, sin embargo Google eliminaría a Huawei el acceso a sus servicios. Una decisión que también afectaría en que Google dejaría de ofrecer asistencia técnica a Huawei y soporte en relación con Android.

Según explica Reuters, en Google todavía se está discutiendo internamente los detalles sobre servicios concretos. Por parte de Huawei, todavía están estudiando el impacto que tendrán las acciones aprobadas por el Departamento de Comercio de los Estados Unidos. En respuesta a la orden ejecutiva de la Administración Trump, Huawei comunicó que "están dispuestos a colaborar con el gobierno de EEUU y proponer medidas efectivas para garantizar la seguridad del producto".

Si finalmente Google decide cortar su relación con Huawei, el fabricante chino se quedará sin acceso a las actualizaciones de Android Q para sus actuales teléfonos, ya que estas dependen de la propia Google.

La marca podría seguir utilizando la base de Android (AOSP) que se puede utilizar de manera libre, pero sus próximos dispositivos tendrían que ofrecerse únicamente con su tienda de aplicaciones propia. Huawei dejaría de ofrecer el "Android de Google" en sus terminales, para pasar simplemente a ofrecer un fork de Android con sus propios servicios.

Si el informe de Reuters es correcto, los próximos teléfonos de Huawei se quedarían sin acceso a las aplicaciones de Google. Es decir, llegarían con EMUI y sus distintas aplicaciones propias, pero no tendrían preinstaladas las aplicaciones de Google ni los Google Mobile Services (Google Play Store, entre otras).
A principios de marzo, Richard Yu, CEO de Huawei, ya afirmó que en caso de tener que dejar de trabajar con Android disponían de un plan B. Aunque por supuesto, preferían trabajar con los ecosistemas de Google y Microsoft.

¿Qué es AOSP (Android Open Source Project)?

Si quieres vender un móvil Android has de pasar por la certificación de Google. Con cada versión de Android, se publica un documento en el que se explican los requisitos mínimos, asegurando así que cualquier terminal que los cumpla, funcionará correctamente (dentro de estos mínimos). Además de esta certificación, es necesario pasar también por una segunda, en la que se comprueba que el dispositivo cumple los requisitos para ser distribuido a nivel comercial.

Aparte de estos mínimos, Google ha logrado crear servicios imprescindibles para muchos usuarios como Google Chrome, Gmail, YouTube… Para alojarlos, junto al resto de aplicaciones, creó Google Play Store, la tienda de aplicaciones de Google.

Sin embargo, cuando se habla de Android hay que diferenciar claramente entre dos versiones: AOSP (Android Open Source Project), la base abierta disponible para todo el mundo y el Android con los servicios de Google, que se ofrece en los móviles de la mayoría de fabricantes.
<
Para entender la diferencia entre estas versiones hay que ir al origen mismo de Android. No debemos entender Android como un sistema operativo, sino como una plataforma móvil compuesta de una base, AOSP, a la que debemos sumar los Google Mobile Services y las Google Apps. Mientras que la base AOSP es abierta, el resto de componentes pertenece directamente a Google y queda bajo su regulación. Cuando se habla de "Android puro" en realidad nos referimos tradicionalmente a un "Android puramente Google".

Huawei, como miembro de la Open Handset Alliance desde 2008, tiene acceso al código de AOSP pero hoy en día ofrece en sus teléfonos el sistema Android de Google. Es decir, la base AOSP más los servicios y aplicaciones de Google. Tres pilares clave a los que después Huawei, al igual que otros fabricantes, añade sus propias aplicaciones.

AOSP está compuesto por múltiples niveles; el kernel linux, las distintas librerías hasta las capas más superficiales como el gestor de descargas o el panel de notificaciones. AOSP dispone también de aplicaciones básicas como un navegador, una alarma o una aplicación de fotos. Pero Google en vez de actualizar estas versiones abiertas, lo que ha hecho ha sido crear alternativas propias y subirlas a Google Play.

Con el bloqueo de Google, Huawei podría seguir utilizando la base AOSP pero se quedaría sin todos los paquetes adicionales de Google. Hablamos de Google Play, pero también Chrome, Gmail, Youtube y los Play Services para sincronizar toda la información. Estas aplicaciones por si solas ya representarían una dura pérdida para Huawei, pero es todavía más significativo si tenemos en cuenta que con las nuevas versiones de Android, las innovaciones han ido a parar a la parte de Google y no tanto al propio núcleo abierto de AOSP.

Un Huawei basado en AOSP perdería servicios como la sincronización automática de las fotos, las APIs de localización, los servicios de desbloqueo inteligente, Google Play Games, la compatibilidad con Android Auto, Android Webview, el soporte a Chromecast e incluso herramientas tan importantes como Google Play Protect, una capa de seguridad responsable de que los móviles Android de hoy en día sean mucho menos vulnerables a los ataques.

Si Huawei decide presentar un móvil basado en AOSP, deberá desarrollar por su propia cuenta herramientas equivalentes a las de Google. Pero claro está, en Google llevan trabajando desde hace años en estos servicios.

Claro está, AOSP sí dispone de una capa de seguridad, pero es a través de los 'Google Security Services' donde Google analiza y verifica miles de aplicaciones para dar una capa extra de seguridad. Afortunadamente, desde agosto de 2015 se ofrecen parches mensuales de seguridad de AOSP. Una capa de seguridad ofrecida tanto por Google como por los propios fabricantes. Debido a esta naturaleza abierta de los parches de seguridad, Huawei podrá seguir ofreciendo actualizaciones de seguridad a sus dispositivos.

Para incluir estos servicios de Google en un terminal Android que se vaya a comercializar, es necesario pagar un canon. Por lo general, la mayoría de los fabricantes lo pagan, ya que los servicios de Google son necesarios para que un usuario medio pueda utilizar el móvil. No obstante, algunos fabricantes como Xiaomi no incluyen estos servicios en la ROM china, situándonos ante el escenario que hoy muchos se plantean, ¿cómo sería un Huawei sin Google?

Por parte de Huawei, algunos usuarios se preguntan si sería posible crear un fork como MIUI que, en países como China, funciona sin servicios de Google. De hecho, en esta ROM podemos instalar las aplicaciones de Google de forma sencilla, aunque al tratarse de un bloqueo por parte de Google, no sabemos aún si este método funcionaría en los móviles de Huawei. A la pregunta de si un nuevo fork es viable, la respuesta es que sí y, de hecho, Huawei ya tiene planes para un nuevo sistema operativo para reemplazar a Android.
Fuente: Xataka I, II, III

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!