8 feb. 2019

Arrestadas varios delincuentes por realizar SIM swapping

El delincuente Joel Ortiz, se declaró culpable del robó a 40 personas a través de SIM swapping (intercambio de tarjetas SIM) y pagará 10 años en prisión (enfrentaba 28 cargos, incluyendo piratería, robo a gran escala y robo de identidad). Es el primer caso de esta naturaleza que llega a una condena en Estados Unidos.

SIM swapping

El cambio de SIM es el proceso de hacer que un proveedor de telecomunicaciones transfiera el número de teléfono de la víctima a una tarjeta SIM en poder del atacante, generalmente comprada previamente y conectada a un teléfono prepago. Según la investigación de Motherboard, el intercambio de tarjetas SIM "es relativamente fácil de realizar y se ha generalizado". También sugirió que "cientos de personas en los EE.UU. han tenido su número de teléfono celular secuestrado en esta llamada 'estafa de Port Out'".

Caleb Tuttle, un detective de la oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Santa Clara, destacó tres escenarios comunes de intercambio de SIM:
  1. El atacante soborna o amenaza a un empleado de una tienda móvil para que ayude en el delito;
  2. Los empleados actuales o antiguos de las tiendas móviles abusan intencionadamente de su acceso a los datos de los clientes;
  3. Los empleados de las tiendas móviles engañan a los asociados confiados de otras sucursales para que intercambien la tarjeta SIM existente de la víctima por una nueva.
El intercambio de SIM permite a los ladrones pasar por alto incluso la autenticación de dos factores, especialmente si se trata de una copia de seguridad de SMS, como señala Wired.

Arrestos

En julio de 2018, al momento de su detención en el Aeropuerto de Internacional de Los Ángeles, Ortiz pretendía viajar a Europa con un saldo de USD 250 mil en criptomoneda, habiendo gastado ya USD 150 mil de los fondos de procedencia ilegal.

Como reseñó Cointelegraph el 19 de noviembre pasado, los delincuentes que cometen el delito de SIM swapping se comunican directamente con la compañía de telecomunicaciones de sus víctimas, haciéndose pasar por ellas gracias a que manejan información privada (que consiguen de forma ilegal) como número de seguro social, de teléfono e incluso direcciones. Fingen entonces que el SIM se les ha perdido y solicitan que su número sea transferido a una nueva tarjeta.

Una vez comprobada la supuesta identidad del solicitante, a la empresa de telecomunicaciones no le queda otra que realizar la transferencia de número. Ahí se abren las puertas para que los delincuentes se hagan con las criptomonedas de sus víctimas.

Aunque Ortiz es el primer delincuente de SIM swapping que es condenado, no fue el único arrestado en 2018, como informó Cointelegraph el 30 de septiembre pasado.

Usando la misma técnica ya descrita, un joven de 19 años de edad llamado Xzavyer Narvaez se robó el equivalente a USD 1 millón en Bitcoin, lo que le permitió comprarse através de BitPay un auto McLaren valorado en USD 200 mil.

Narvaez fue arrestado en 2018 y enfrenta cuatro cargos por uso de información personal sin autorización, cuatro cargos por alterar y dañar datos informáticos con la intención de defraudar u obtener dinero u otro valor, y robo de propiedad personal por un valor superior a USD 950 mil.

Además, a mitad del año pasado fue arrestado Ricky Joseph Handschumacher, participante de un grupo de nueve estafadores de SIM swapping que actuó por más de dos años en varias ciudades de Estados Unidos.

La denuncia que desencadenó con la detención de Handschumache fue realizada por la madre de uno de los miembros de la banda de ladrones cibernéticos, quien escuchó a su hijo haciéndose pasar por otra persona al teléfono.

Fuente:  Cointelegraph

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!