10 ene. 2009

Google en 4° puesto del "Top 10" que permiten spam

Google todavía no ha detenido el creciente número de spammers que abusan de Google Docs, su aplicación de colaboración y planillas basadas en Web, según informan de Spamhaus, los vigilantes del correo basura.

El martes, Google ocupaba el cuarto puesto en una lista de ISP spammy (proveedores de servicios de Internet llenos de spam) y otros proveedores de servicios Web que Spamhaus actualiza diariamente. Google ha estado en la lista top 10 en las últimas semanas, dijo Richard Cox, Spamhaus' CIO.

No logramos comunicarnos de inmeditado con Google para conocer su comentarios.

Al igual que sus pares de Microsoft y Yahoo, las cuentas de correo electrónico gratuito de Google se utilizan con frecuencia para enviar spam. Es improbable que los programas informáticos de filtrado antispam bloqueen los mensajes procedentes de los dominios de esas empresas debido a su amplio uso, aunque se puede detener el spam a través de análisis más sofisticado de un e-mail.

Pero un problema mayor es cómo los spammers están manipulando de Google Docs, dijo Cox. La aplicación tiene una característica donde los usuarios pueden compartir un documento al que se le asigna una dirección URL. Si se abren, esos los documentos contienen un comando de "redirección" que lo arrastra a uno a sitios Web de los spammers, que suelen vender los productos farmacéuticos, dijo Cox.

Spamhaus ha tenido problemas para conseguir la atención del alto nivel de Google sobre este problema, dijo Cox. Esto en contraste con Microsoft, que recientemente adoptó medidas para frenar a los spammer de que pongan redirecciones en las páginas Web gratuitas y envíen los vínculos como spam.

Un alto ejecutivo de Microsoft, finalmente ha tomado nota del problema después de haber sido alertado por Spamhaus, dijo Cox. Microsoft no ha detallado cómo está poniendo fin a la molestia, pero su método parece estar funcionando, dijo Cox. Spamhaus ha tenido menos suerte hasta ahora con Google, dijo.

Hay un par de arreglos. Uno de ellos sería simplemente detener el uso de redirecciones, dijo Cox.

"No vemos por qué cuando Google y Microsoft dan páginas web gratuitas a las personas, deberían permitir a esas personas poner una redirección a otro sitio", dijo Cox. "La única gente que utiliza redireccionamientos son los spammers."

Otro método sería el de comprobar a donde apunta la URL de una redirección. Si está incluidos en la Lista de bloqueo (SBL) de Spamhaus', de operaciones de spam verificadas, el mensaje puede ser bloqueado, dijo Cox.

Servicios tales como Tiny URL, que hacen mucho más corto un URL, bloquear las URL que redirige a sitios de la SBL y, por tanto, no tienen el problema, dijo Cox.

Traducido para blog de Segu-info por Raúl Batista
Autor: Jeremy Kirk
Fuente: Networkworld.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!