7 jul. 2016

"El cibercrimen se duplica" [España]

La ciberseguridad se ha convertido en una de las grandes obsesiones de la seguridad del Estado. El crecimiento de la actividad delincuencial por internet es tremendo. Año tras año, las cifras se duplican o triplican. Pero, en el marco de la cibercriminalidad, lo que más preocupa al Ministerio del Interior y al Ministerio de Industria es la seguridad de las denominadas infraestructuras críticas, esas infraestructuras estratégicas para el buen funcionamiento del Estado.

En el informe anual elaborado por la Secretaría de Estado de Seguridad, se detecta un potente crecimiento en los ataques localizados y rechazados contra estas estructuras.
La sensibilidad del Gobierno para poner una tela protectora infranqueable se ha ido plasmando en la puesta en marcha de mecanismos con los que afrontar estos ataques. La Oficina de Coordinación Cibernética -órgano técnico de coordinación del Ministerio del Interior en materia de seguridad- ejerce permanentes labores de control ante amenazas.

Además, el CERT (Computer Emergency Response Team) es el responsable de la respuesta a incidentes de seguridad de la información. Este centro de respuesta es el órgano competente en la prevención, mitigación y respuesta ante incidentes cibernéticos en el ámbito de las empresas, los ciudadanos y los operadores de infraestructuras críticas.

El Ministerio del Interior plasma en un informe anual el análisis de los datos de estos organismos. Y el último informe, revela que "los incidentes en infraestructuras críticas han aumentado un 106% en 2015 con respecto al año anterior". ¿Qué significa? Que el Estado detecta cómo aumenta la capacidad y la agresividad de los cibercriminales, que tratan de actuar contra los sistemas informáticos que controlan las infraestructuras críticas. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de infraestructuras críticas? A aquellas que dan soporte a los elementos que ponen en marcha la actividad de un Estado: hablamos de energía, de agua, de comunicaciones, de transporte, entidades financieras de primer orden...

En el informe se detallan los incidentes gestionados y finalmente bloqueados. Se precisa, entre otras cifras, que durante 2015 se han detectado 16.054 «accesos no autorizados» a las infraestructuras críticas. Y constata Interior que el año anterior, esos accesos estaban cifrados en 6.785. El aumento es realmente espectacular.

Aumenta el número de menores que sufren ataques a través de la red

Otra de las incidencias relevantes son los intentos (con y sin éxito) de introducir virus, troyanos, gusanos o spyware en los sistemas informáticos de este tipo de infraestructuras: han pasado de 1.754 en 2014 a 15.177 durante el año pasado. Estas cifras suponen el bruto de lo que se considera "incidentes de ciberseguridad".

En el estudio también se detalla la progresión que se ha producido en la sociedad española a la hora de acceder a internet. La inmensa mayoría de ciudadanos tiene no sólo ordenador, sino también acceso a la red. Y por eso aumenta el número de incidentes, además de la capacidad de los delincuentes de actuar.

El crimen "terrenal" sigue siendo la gran preocupación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Pero el crecimiento de la cibercriminalidad, el tipo de delitos que se practican desde la red y el nivel de sofisticación de los delincuentes ha hecho crecer la precaución de los especialistas en seguridad.

Los delitos perpetrados por internet pasan de 50.000 a 60.000

De hecho, en la Policía Nacional, lo que antes era una brigada de agentes dedicados a perseguir la cibercriminalidad se ha transformado en una unidad completa que está dando enormes resultados. En el seno de la Guardia Civil, las actuaciones en este terreno han evolucionado a la misma velocidad que en su cuerpo hermano.

Como apunta el informe, a lo largo de la serie histórica entre 2012 y 2015 "se aprecia un incremento de la delincuencia comprendida dentro del concepto de cibercriminalidad". En concreto, durante el año 2015 se han conocido un total de 60.154 hechos, de los cuales el 67,9% se corresponde a fraudes informáticos (estafas) y el 16,8% a amenazas y coacciones. Y según estas estadísticas, el 32,2% de estos hechos delictivos son esclarecidos por las Fuerzas de Seguridad.

La inmensa mayoría de ciberdelincuentes detenidos o imputados (el 85,7%) son de nacionalidad española. Del resto, la mayoría son rumanos, marroquíes, colombianos y nigerianos.

Las estadísticas de Interior son clasificadoras. En 2012, el número de delitos cibernéticos detectados ascendió a 42.812. El año pasado, la cifra llegó a los 60.154. El crecimiento sigue siendo exponencial. Por internet y redes sociales se perpetran cada vez más delitos sexuales. Han pasado de los 715 en 2012 a los 1.233 del pasado año.

En el marco de las víctimas, las estadísticas de Interior detectan cómo cada vez es menor la edad de los que han sido las víctimas de los ciberdelincuentes. De las 46.860 victimizaciones registradas el pasado año, 17.653 se encuentran en un rango de edad entre los 26 y los 40.

Pero ya hay un 18% de las víctimas que se encuentra en el tramo de edad inferior, entre los 25 y los menores de edad.

En lo que atañe al grupo estrictamente de menores de edad, los delitos de los que son víctimas son: amenazas, coacciones, acceso e interceptación ilícita y delitos sexuales. También destacan estos analistas que el 28,3% de los accesos e interceptaciones ilícitas ha sido cometido por menores.

Para elaborar esta radiografía de la cibercriminalidad, el Ministerio del Interior ha contado con los datos de la Policía Nacional, la Guardia Civil, la Policía Foral Navarra y los cuerpos de Policía locales. No están recogidas las cifras de losMossos catalanes ni de la Ertzaintza vasca. Y así, donde mayor número de delitos se han producido es en Madrid y en Andalucía. En el ránking, el tercer puesto es para la Comunidad Valenciana y el cuarto, para denuncias que han llegado desde el extranjero; es decir, accesos que se han realizado desde España hacia afuera.

Los menores y su acceso a la red

Casi el 95% de los jóvenes de entre 16 y 24 años asegura que ha utilizado un ordenador en los últimos tres meses, según los datos recogidos en el informe del Ministerio del Interior. Y la cifra aumenta aún más -hasta el 98,5%- cuando se les pregunta cuántos han accedido a internet en el mismo periodo. Este hecho demuestra para Interior cuál es la franja de edad que más expuesta está a las actuaciones de los ciberdelincuentes.
La media española se sitúa cerca del 80%, de los que aseguran que han accedido a la red durante los últimos tres meses. Pero sin duda, uno de los datos más significativos recogidos es que el 93,6% de los menores entre 10 y 15 años ha navegado por internet en el mismo periodo comparativo. Los analistas constatan cómo en esta franja de edad la diferencia por género (que en el resto de estimaciones parciales sí se recoge en beneficio de los hombres) no se produce: acceden por igual niños y niñas. En 2006, apenas un 47,3% había accedido a internet. Diez años después, la cifra está ya en el 78,7%, y subiendo.

Fuente: El Mundo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!