26 abr. 2016

En 2020, el 75% de los coches estarán conectados a Internet

Empresas de tecnología ya se refieren hoy al coche como un dispositivo móvil: “el dispositivo móvil definitivo”. La industria de la movilidad mira hacia la automoción y al igual que hoy no se concibe conducir sin aire acondicionado, sin cinturón o sin poder escuchar música, pronto nadie imaginará un automóvil sin conexión con el sistema domótico del hogar o sin posibilidades de comunicarse con la policía y los equipos de rescate ante un accidente, porque el coche será un móvil con ruedas.

El objetivo de los objetos inteligentes o Internet de las Cosas es que todo lo que usamos en nuestro día a día esté conectado. En cinco años, más de 50.000 millones de dispositivos estarán conectados pero todo lo que se conecta a internet es susceptible de ser hackeado, incluido un coche.

El coche conectado y el móvil en nada se diferencian, pero si bien somos conscientes de la necesidad de securizar un móvil, no lo somos tanto en el caso del coche. La vulnerabilidad de cualquier coche conectado es posible, de la misma manera que en el resto de dispositivos conectados: cualquiera que conozca la dirección IP de un vehículo podrá hackearlo y tomar el control en remoto e incluso estando en marcha en carretera”, asegura Mónica Valle, experta en ciberseguridad y responsable de contenidos de Mundo Hacker Day 2016, el mayor encuentro de seguridad informática de España que se celebra el próximo 27 de abril en Madrid y en el que se mostrará en directo el hackeo de un coche, entre otros temas.

Una amenaza real

En EE.UU. el Congreso manifestó a los fabricantes de coches la necesidad de tomar medidas ante las amenazas de seguridad en los automóviles tras llegar a sus oídos varios casos de demostraciones de hackers que no sólo conectaron el sistema de climatización, cambiaron la emisora de radio o encendieron los limpiaparabrisas, sino que llegaron incluso a desconectar el motor y los frenos de forma inalámbrica y a 16 km de distancia del vehículo, introduciéndose, vía wi-fi, en el sistema multimedia que equipaban, en aquel momento, 471.000 vehículos vendidos en el país. Utilizando una vulnerabilidad del sistema, llegaron a reprogramar componentes del vehículo y enviar órdenes a la centralita principal del coche.

Otro conocido fabricante sufrió hace algo más de un año el hackeo de varios vehículos aparcados en una calle. Y aunque son muchas las marcas que anuncian actualizaciones que evitan este tipo de vulnerabilidades la realidad es que se siguen produciendo, tal y como se demostrará en el próximo encuentro de Mundo Hacker Day.

Durante el ejercicio pasado, el 14% de los coches vendidos tenía algún tipo de conectividad. En apenas 4 años, en 2020, el 75% de los coches comercializados serán coches conectados. Podremos controlar remotamente nuestro coche, deteniéndolo o reiniciándolo desde nuestro sofá a través del dispositivo móvil o tableta. La posibilidad de que terceros puedan hacer lo mismo es una de las inquietudes que serán abordadas en Mundo Hacker Day 2016, evento que el miércoles 27 reune a más de 2.500 expertos en ciberseguridad de todo el mundo para debatir y compartir información sobre la necesidad de proteger un mundo dependiente de dispositivos conectados –el Internet de las Cosas– y los retos que plantean los ataques a infraestructuras críticas, tanto públicas como privadas.

Contenido completo en DiarioTi

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!