14 ene. 2016

Europa quiere prohibir el uso de Facebook a menores de 16 años

Los adolescentes europeos podrían necesitar el permiso de sus padres o tutores para abrir un perfil en Facebook, Instagram o Snapchat antes de cumplir los 16 años de edad.

Es una de las propuestas de la próxima regulación europea de protección de datos, y una de las que más irrita a los gigantes norteamericanos de Internet.

La nueva legislación que prepara la Comisión Europea, que será aprobada a lo largo de este año, hará ilegal recopilar información personal de personas menores de 16 años sin el consentimiento explícito de sus padres.
Esto podría suponer un duro golpe para unas compañías que, en buena medida, se apoyaron entre los jóvenes para crecer rápidamente.

Hace unas semanas, una coalición formada por Google, Facebook y Twitter, entre otras compañías, acusó a los reguladores europeos de precipitarse en su propuesta y de no haber consultado a las organizaciones de protección de menores.
La ICT Coalition for Children Online (formada por 21 miembros, incluyendo los citados tres gigantes de Internet), asegura que no existen razones para elevar la edad mínima a 16 años, y aboga por mantenerla en 13 años.
Entre sus argumentos, defienden que la medida incentivaría que el colectivo de entre 13 y 16 años mienta sobre su edad, y podría restringir su acceso a servicios de ayuda en línea.

Alexander Whalen, responsable sénior de política de Europa Digital, un grupo que representa a la industria de la tecnología en Bruselas, puntualizó, citado por el diario español Expansión: "No es razonable pensar que un niño de 15 necesita el consentimiento de los padres en cada situación. Estos son cambios de última hora".

La polémica enmienda establece que procesar datos de "un niño menor de 16 años sólo podrá ser legal siempre que se cuente con el consentimiento o con una autorización del responsable legal del niño".
En borradores anteriores de la normativa, este límite se aplicaba sólo a los menores de 13 años.
Los adolescentes actuales, nacidos en la era digital, tienden a ser los primeros en adoptar las redes sociales.

Las plataformas, conscientes de ello, lo usan como gancho para los anunciantes, a los que les cuesta llegar a un tipo de público que ya apenas consume la televisión en directo.
Esto ha llevado a empresas como Snapchat, dueña de una aplicación de mensajería instantánea que permite enviar fotos que desaparecen después de unos pocos segundos, a alcanzar una valoración de 16.000 millones de dólares el año pasado.

Fuente: iProfesional

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!