23 feb. 2015

Buenas Prácticas para Smartphone

Por Luis V. Sintes Martine

Los Smartphone son mucho más que un dispositivo de entretenimiento y comunicación en el bolsillo, son indispensables para los ejecutivos modernos.

Son un potente computador con toneladas de sus datos personales y privados almacenados en el interior, con similar potencia a los equipos que utilizamos en nuestro hogar o trabajo. Estos son algunos consejos esenciales que ayudarán a mantener su dispositivo y los datos que contiene, correctamente protegidos.

Bloquear la Pantalla de inicio

Colocar su contraseña en la pantalla de inicio es la primera línea de defensa para mantener sus datos seguros, y es la característica de seguridad más fácil de configurar.

Resulta necesario indicar que los nuevos teléfonos lanzados al mercado como el iPhone 6 y Samsung Galaxy S5 tienen un sensor de huellas digitales para bloquear el teléfono.

No importa qué tipo de teléfono que usted tiene, al utilizar un PIN o contraseña, no utilice las contraseñas obvias como "1234", "1111", o cualquier combinación que sea fácil de adivinar. Utilizar una contraseña compleja le pude dar el tiempo suficiente a Usted, para demorar a un posible ladrón el tiempo suficiente, para que usted pueda localizar y borrar en forma remota su dispositivo a través del Administrador de dispositivos Android, Find My iPhone servicio o sitios de Windows Phone, lo cual nos lleva directamente a la próxima sugerencia.

Configure el localizador y el borrado remoto de su teléfono

Todos los tres principales sistemas operativos móviles tienen un mecanismo para encontrar su teléfono, al cual se puede acceder desde su computador personal.

Estos servicios se han convertido en mucho más precisos en los últimos años, y son útiles cuando se extravía el teléfono en su casa u oficina.

Permiten bloquear el ladrón para que quede fuera del teléfono, y puede incluso ir tan lejos como remotamente limpiarlo y borrar datos sensibles archivados en él.

Utilice un administrador de contraseñas seguras

No deje que su navegador móvil pueda guardar sus contraseñas, ya que si un extraño logra acceder a su teléfono, no tardaría mucho para estar leyendo su correo electrónico, utilizando su cuenta de Amazon, o transfiriendo dinero de su cuenta a otro lado. La primera vez que utilice el navegador de su smartphone le pedirá guardar las contraseñas, simplemente indique que no. Si ya ha establecido su navegador para recordarlos, puedes desactivarlo en los ajustes del navegador.
Estos servicios van a crear contraseñas complejas y les recordarán por usted.

Usted simplemente tendrá que recordar una contraseña maestra (o utilizar un sensor de huellas digitales si el dispositivo tiene uno) para abrir la bóveda de contraseña cifrada y automáticamente utilizarlas en la medida que las necesite.

Asegure protocolos inalámbricos

Además de Wi-Fi, hay otros protocolos inalámbricos en nuestros teléfonos que hacen conexión con otros dispositivos y permiten transferir datos fácilmente, como Bluetooth y NFC.

Pero estos también abren una puerta para los cibercriminales para que puedan ganar acceso a su dispositivo, por lo cual debe o bien cambiar estas características o poner el dispositivo en modo “no detectable” cada vez que no lo necesita.

Si necesita conectarse a un público hotspot Wi-Fi, asegúrese de usar un servicio VPN como Hotspot Shield.

Mantenga una copia de seguridad de datos

Con todos los datos que tiene en su teléfono, usted definitivamente querrá asegurarse de que tiene un respaldo fuerte. No importa la plataforma que esté utilizando, cada uno tiene su propio servicio de almacenamiento en la nube, como iCloud para iOS, Google Drive para Android, u OneDrive para Windows Phone.

Si se va a perder o romper su teléfono, usted tendrá la tranquilidad de saber que hay una copia de seguridad.

Luis V. Sintes Martinez - Vintegris

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!