9 sep. 2014

Instalan el primer cajero automático de Bitcoin en Argentina

En momentos de plena depreciación del peso argentino, del default, las altas tasas de inflación, y la imposibilidad de cambiar el peso a dólar de forma legal para gran parte de la sociedad, un restaurante de Buenos Aires, Argentina, instaló hace menos de dos meses un cajero automático unidireccional de bitcoins .

Antidomingo es un bar y restaurante que abre sólo de noche de martes a domingo, donde se puede escuchar música en vivo, comer algo, y es, aparte de todo esto, el único lugar en toda Argentina que posee una máquina expendedora de bitcoins a cambio de pesos.

"Es un cajero de bitcoin unidireccional, la maquina te vende bitcoins por pesos. Haber puesto un cajero automático tradicional hubiese sido mucho más caro, más grande, y más pesado. Esta maquina es súper pequeña y compacta. La trajimos de la conferencia de Bitcoin de Ámsterdam", señala Daniel Alós, dueño del restaurante y centro cultural Antidomingo en conversación con PanAm Post.

El negocio está ubicado en Pinto 4860, en un barrio residencial de Buenos Aires, y se ha convertido desde hace varios meses en uno de los centros de reuniones de la comunidad Bitcoin porteña.

Alós explicó que tenían tiempo intentando facilitar la experiencia de compras de la criptodivisa en este país. "De esta manera, se le da la posibilidad al comensal de comprar bitcoins al llegar y luego pagar la cena con este medio de pago". Además, asegura el emprendedor, "le otorgamos un descuento a los que paguen en bitcoins".

Según el impulsor de esta iniciativa, el interés de traer el expendedor a Argentina fue mero interés instructivo, puesto que el sistema no deja ningún tipo de ganancia. Para hacer realidad el proyecto trabajó de la mano de Sebastián Serrano, miembro de BitPagos.

"Nuestro objetivo es hacer que la gente entienda el sistema y se vaya involucrando de a poquito", explica el bitcoiner.

La maquina es de código abierto, lo que significa que cada usuario en el mundo puede proponer cambios, y con la labor de Serrano, lograron una interfaz sencilla e interactiva. Uno de esos cambios realizados fue hacer que la maquina aceptara los pesos argentinos.

"Aún no muchos clientes se animan a usarla —confiesa Alós— sólo se acercan a preguntar aquellos que alguna vez oyeron el término, lo otros pasan de largo sin si quiera darse cuenta de lo que es. Para esos, el cajero podría ser una máquina expendedora de profilácticos [como las que el Gobierno obliga a colocar en los restaurantes de Argentina]".

En cuanto a las otras alternativas que existen para comprar bitcoins, Alós asegura que no las ve como competencia, sino como formas complementarias de adquirir la moneda electrónica.

"Cuantas más alternativas haya, mucho mejor, pues eso hace crecer la adhesión, que es lo más importante", confiesa.

El interés por expandir la red de cajeros está en alza: "Ya se acercó un estudiante de la Universidad de San Andrés con la intención de colocar uno allí, y otro, un ingeniero electrónico para averiguar la posibilidad de fabricar uno".

Fuente: Panampost

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!