8 ago. 2014

El selfie de una mona y los derechos de autor

Cuando el fotógrafo David Slater visitaba un parque natural en Indonesia descuidó su equipo un momento. Una hembra de macaco negro aprovechó el despiste para coger su cámara y tomarse un retrato. Lo que muchos llamarían un 'selfie'. Las autofotos de la mona terminaron en Commons, el portal de contenidos multimedia de uso libre de Wikimedia, la Fundación responsable de la enciclopedia Wikipedia. Y ha habido una disputa por sus derechos.

Como informaba en el 2011 el periódico The Telegraph en su web, a Slater le resultó cómico en su momento que los monos le robaran el equipo y se hiciesen 'selfies'. Tres años más tarde, y tras varias peticiones formales de borrar la fotografía de Wikimedia, Slater se embarca ahora en una batalla legal después que la organización añadiera la foto del macaco a su archivo de fotografías libres de derechos de autor.

¿A quién corresponde la autoría de las citadas fotografías? ¿A la mona? ¿Al fotógrafo? Al contemplar el retrato de la macaca, que incluso parece sonreír al objetivo, la noticia parece una broma, pero no lo es. David Slater, el dueño del equipo fotográfico, se puso en contacto con Wikimedia para reclamar el copyright de la imagen y solicitar que éstas fueran retiradas de Commons. Slater afirma que pasó tiempo con los monos del parque, permitiéndoles jugar con su cámara, y el resultado son fotografías de incalculable valor, aunque muchos hayan puesto en duda su veracidad. Sin embargo, como manifiesta en su último informe de transparencia, Wikimedia no está de acuerdo con esa teoría, y ha decidido mantenerla en su portal.

Probablemente sea la más llamativa, pero no es la única disputa de este tipo de la que se hace eco el informe de la Fundación. Según el relato de la misma, por ejemplo, la Dirección Central de Inteligencia Interna de Francia amenazó a un colaborador de Wikipedia con emprender acciones penales contra él si no retiraba información sobre una base militar de un artículo publicado en la versión francesa de la enciclopedia online. Wikimedia defendió a su editor y se resistió a eliminar el contenido, pues dicha información, afirman, no era clasificada, sino que ya había sido publicada en distintos medios, después de que los responsables de la base concedieran entrevistas e invitaran a algunos periodistas a visitar sus instalaciones.

Asimismo, Wikimedia relata que un centro de defensa de las lenguas aborígenes de Tasmania intentó que la enciclopedia retirase un artículo de la edición inglesa que versa sobre el idioma palawa kani. "El copyright no se puede utilizar para impedir a la gente que se exprese en un idioma o para prevenir debates sobre el mismo", dicen desde Wikimedia que, una vez más, se negó a eliminar la entrada. “Atender una reclamación así habría perjudicado a la libertad de expresión, así como a la investigación, la educación y el discurso público, actividades que Wikimedia trabaja para promover”, afirma su equipo.

Los enlaces a Wikipedia que Google ha retirado

Pero no siempre es Wikimedia quien recibe las reclamaciones. A veces también llegan a alguien todavía más grande que ella, en este caso, Google. Según informa BBC, durante una rueda de prensa en Londres, responsables de Wikipedia explicaron que, desde la decisión de la justicia europea sobre el "derecho al olvido" el pasado mes de mayo, la retirada de enlaces de Google ha afectado a un total de 50 links que apuntaban a su sitio.

Esta primavera el Tribunal de Luxemburgo estableció que los ciudadanos europeos tenían derecho a solicitar la retirada de enlaces de los buscadores que apuntaran a información que considerasen irrelevante o caduca sobre su persona. Pese a su manifiesto desacuerdo con la decisión, Google se apresuró a implementar un formulario para que sus usuarios pudieran solicitar la retirada de links, y ha atendido, según sus propios datos, a más de un 50% de las 91.000 peticiones que ha recibido hasta ahora.

En su conferencia ante los medios, el equipo de Wikimedia explicó que Google retiró de sus resultados los enlaces que apuntaban a los siguientes contenidos. A una fotografía del músico Tom Castairs durante un concierto en la edición inglesa. A un artículo en inglés sobre el irlandés Gerry Hutch, un hombre de negocios que fue encarcelado en los ochenta. A una entrada en italiano sobre una banda criminal conocida como Banda della Comasina, que actuaba en los setenta. A otro artículo en italiano sobre Renato Vallanzasca, un italiano involucrado en varios atracos a bancos. Y a muchas páginas en las que se mencionaba al jugador holandés de ajedrez Guido den Broeder.

En la mayoría de los casos, la retirada de los enlaces parecen intentos de borrar del recuerdo ciertas carreras criminales. La justicia europea no establece que el derecho al olvido permita que deban ser eliminados los contenidos en sí, sino los enlaces que desde Google u otros buscadores apuntan a ellos.

Los responsables de Wikimedia explican que si han tenido conocimiento de la eliminación de dichos enlaces ha sido porque Google se lo ha notificado, pero han expresado su preocupación por que eso deje de ser posible algún día. De hecho, algunos legisladores europeos ya han desaprobado públicamente este comportamiento de Google, pues creen que es una forma de desautorizar el contenido de la ley.

Fuente: TicBeat

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar un comentario en Segu-Info
Si vas a dejar una consulta, procura tener habilitado tu perfil en Blogger o deja una forma de contacto.

Gracias por comentar!